13 abril, 2016
Uno de los vehículos dañados durante los disturbios de migrantes cubanos en Paso Canoas.
Uno de los vehículos dañados durante los disturbios de migrantes cubanos en Paso Canoas.

Paso Canoas. La Fuerza Pública empezó a movilizar más policías hacia la frontera con Panamá, para contener el ingreso ilegal de centenares de migrantes cubanos y africanos que irrumpieron en Paso Canoas esta mañana.

La policía acordó la zona de los disturbios en Paso Canoas.
La policía acordó la zona de los disturbios en Paso Canoas.

Según pudo observar un reportero de La Nación, en el puesto fronterizo ya se habían apersonado unos 50 oficiales y en Ciudad Neily, a 11 kilómetros, ya habían llegado más de 200 agentes.

Después de los disturbios de la mañana, se contabilizan tres automóviles dañados.

Los extranjeros se adentraron un kilómetro en suelo costarricense y, en su recorrido, gritaban “queremos seguir", al tiempo que se escuchaban improperios contra los presidentes de Cuba y Nicaragua.

En cierto momento, se vivieron momentos de tensión cuando el grupo de migrantes se aproximó al lugar en donde estacionan los traileros que pasan por la frontera, los cuales se molestaron al observar la masa humana.

En pocos minutos un grupo de oficiales de la Fuerza Pública acordó a los extranjeros y no les permitieron avanzar más.

Después de casi dos horas, los migrantes regresaron a suelo panameño, en donde se mantienen hasta el momento.