Por: Esteban Oviedo 24 febrero, 2014

El Frente Amplio, que tendrá nueve diputados en la próxima Asamblea Legislativa, anunció ayer que se opondrá a que Costa Rica ingrese a la Alianza del Pacífico, el bloque de libre comercio que forman México, Colombia, Chile y Perú.

La agrupación argumenta que dicha alianza solo aporta “nuevos acuerdos comerciales aperturistas que limitan la capacidad del Gobierno y los sectores populares de fortalecer el mercado interno”.

Carlos Roverssi, ministro de Comunicación, respondió: “Cada vez que se quieren buscar más inversiones, dicen lo mismo: es una coletilla para mantener aislado al país. No podemos volver al siglo XIX”.

El Frente Amplio también alegó que la adhesión es un paso hacia el Tratado Asia-Pacífico (TPP), un bloque de grandes economías ubicadas en ambos lados del Pacífico, que la agrupación de izquierda considera un tratado político impulsado por EE. UU. para confrontar el bloque que otros países orientales y latinoamericanos diseñan.

Roverssi lo rechazó: “O es ignorancia o mala fe tratar de confundir con dos temas que son diferentes. La Alianza del Pacífico es un proceso latinoamericano; el TPP es mucho más grande, de 12 naciones, con objetivos diferentes. La intención de la Alianza es fortalecer la economía con países amigos”.