El lunes, el Partido prometió sus 9 votos al oficialismo para presidir el Congreso

Por: Aarón Sequeira 27 marzo, 2015
Esta foto del canciller Manuel González, tomada el 31 de mayo del 2014 en su casa, enfureció al diputado Jorge Arguedas, del Frente Amplio. En la imagen, González sostiene un libro escrito por el político estadounidense Henry Kissinger, a quien el legislador repudia. | MARIO ROJAS
Esta foto del canciller Manuel González, tomada el 31 de mayo del 2014 en su casa, enfureció al diputado Jorge Arguedas, del Frente Amplio. En la imagen, González sostiene un libro escrito por el político estadounidense Henry Kissinger, a quien el legislador repudia. | MARIO ROJAS

La fracción legislativa del Frente Amplio (FA) revisará el apoyo que le prometió el lunes al oficialismo para la elección del Directorio del Congreso, el 1.° de mayo, debido a la destitución del embajador costarricense en Venezuela, Federico Picado.

El jefe de esa bancada, Gerardo Vargas, aseguró que varios miembros del Partido están muy molestos por la decisión de cesar al diplomático, luego de las declaraciones que dio en una entrevista a La Nación .

“Hay compañeros muy molestos, primero porque conocían a Picado desde hace varios años, y segundo, porque interpretan que el presidente Luis Guillermo Solís tomó la decisión del despido luego de un editorial de La Nación titulado “Se impone una destitución”, expresó Vargas.

Añadió que aún no se han reunido, pero en las próximas horas discutirán posibles acciones ante el descontento hacia el Gobierno por la separación del embajador Picado.

Votos. El frenteamplista Jorge Arguedas expresó que, por el momento, le retira su voto al oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC) para presidir la Asamblea.

“Sé que hay varios compañeros de la bancada en la misma posición mía”, aseguró.

El lunes, luego de una cita con Luis Guillermo Solís en la Casa Presidencial, el Frente Amplio le aseguró al Ejecutivo sus nueve votos para el candidato que el PAC escoja para dirigir el Directorio legislativo.

A Arguedas se le unió la diputada y presidenta del FA, Patricia Mora, quien repudió la decisión de despedir a Picado y exigió que el Gobierno dé marcha atrás.

“Con indignación y vergüenza, demandamos al Poder Ejecutivo que recapacite y eche para atrás la medida que acaba de tomar”, reclamó Mora.

Según la congresista, las declaraciones del embajador están a tono con una “situación política difícil que vive la República venezolana y no están poniendo en peligro la seguridad de Costa Rica ni la neutralidad”.

La legisladora Ligia Fallas también dudó de darle el voto al PAC, aunque por otras razones. “Yo estoy más que convencida de que no hay resultado posible con el Gobierno”, dijo Fallas.

El despido de Federico Picado se dio tres días después de la publicación de la entrevista y un día luego de que el presidente Solís atenuara las opiniones del diplomático, al considerar que estaba muy preparado para el puesto y se le conocía desde antes como simpatizante del chavismo.

La Cancillería despidió al embajador bajo el argumento de que emitió opiniones contra las reglas del servicio exterior.