Cúpula del FA cuestiona al Ejecutivo por nombrar como interventores a personas cercanas a Morales Zapata y por dejar en el Instituto a directivos del Ejecutivo que aprobaron créditos polémicos

Por: Gerardo Ruiz R. 9 marzo
El presidente Luis Guillermo Solís (centro) juramentó la semana pasada a la junta interventora del Infocoop. Ahora el FA se suma a las críticas del movimiento cooperativo que cuestiona la cercanía de varios de los integrantes con el legislador del PAC, Víctor Morales Zapata.
El presidente Luis Guillermo Solís (centro) juramentó la semana pasada a la junta interventora del Infocoop. Ahora el FA se suma a las críticas del movimiento cooperativo que cuestiona la cercanía de varios de los integrantes con el legislador del PAC, Víctor Morales Zapata.

San José

Un mes después de motivar al gobierno para que interviniera el Instituto de Fomento Cooperativo (Infocoop), el Frente Amplio (FA) lamentó el resultado de la decisión tomada en Casa Presidencial.

Este miércoles, la Comisión Política del FA emitió un pronunciamiento en el que acusa al gobierno de Luis Guillermo Solís de alejarse de los objetivos originales de la intervención, mientras que el secretario general frenteamplista, Rodolfo Ulloa, declaró que el proceso sirvió para entregarle el control del Infocoop a un grupo de personas afines al diputado y dirigente cooperativo Víctor Morales Zapata, de Acción Ciudadana (PAC).

A inicios de febrero, casi todos los diputados del FA, encabezados por el hoy precandidato Francisco Camacho, le dirigieron al presidente Solís una carta en la que le solicitaron la intervención del Instituto, a la luz de un informe en el que la Contraloría General de la República (CGR) cuestionó una concentración de créditos en 20 cooperativas y el hecho de que se prestara dinero con intereses muy bajos, apenas cerca de la tasa de equilibrio que permite sufragar los gastos de la entidad.

El Infocoop maneja una cartera de créditos de ¢115.000 millones de fondos que provienen, en su mayoría, de las ganancias de los bancos públicos.

Sin embargo, ahora el panorama es otro. El Frente Amplio coincide en este momento con los cuestionamientos hechos por Liberación Nacional (PLN) y por el Consejo Nacional de Cooperativas (Conacoop) sobre el decreto de intervención, el cual permitió a Zapote destituir a los cuatro miembros del cooperativismo en la Junta Directiva del Infocoop para nombrar a otras cuatro personas elegidas a dedo: Ana Luisa Calvo, Nidia Solano, Elías Calderón y Omar Bolaños.

Además, dejó en la junta interventora a los tres representantes del gobierno, aunque dos de ellos participaron en la aprobación de créditos con tasas de hasta un 2%. Ellos son el ministro de Agricultura y presidente del Infocoop, Luis Felipez Arauz, y Édgar Quirós, representante del Banco Nacional. El tercero es el viceministro de Trabajo, Luis Emilio Cuenca, quien ingresó recientemente.

"Una intervención de este tipo no puede, ni debe utilizarse de excusa para quitar un grupo corporativo alineado con un bando político y facilitar la imposición de otro con diferentes colores p­olíticos, dentro de una secuencia de enfrentamientos por la hegemonía del movimiento cooperativo que lleva varias décadas. Nuestra intención inicial con el apoyo a la intervención del Infocoop no forma parte de enfrentamientos entre bandos cooperativos, sino de la preocupación por el buen uso de los fondos públicos", se lee en la declaración del FA.

En otras palabras, ese partido lamenta que, según su entender, el gobierno haya utilizado la intervención como pretexto para quitarle el control del Infocoop a un grupo de cooperativistas afines al PLN, para ponerlo en manos del grupo de Morales Zapata, quien fue presidente ejecutivo del Instituto durante 8 años y su directivo otros 12 hasta que fue removido en medio de cuestionamientos que lo mantienen enfrentado con un sector del cooperativismo afín al PLN.

"La forma en que el Poder Ejecutivo está llevando a cabo la intervención se aleja de la forma en que nuestra fracción legislativa y nuestro partido e­speraba que se realizara, poniendo en entredicho los nobles objetivos de la intervención", reza el punto sexto del pronunciamiento, con fecha de este 8 de marzo, y que el FA circuló a través de correo electrónico.

Rodolfo Ulloa recalca que su partido está preocupado por la influencia que tiene Morales Zapata en la junta interventora y en las primeras decisiones que ese órgano tomó el lunes pasado, durante su primera reunión formal.

Para Ulloa, es claro que la mano del legislador se ve en el nombramiento del nuevo director ejecutivo del Instituto, Marco Vinicio Ruiz Chacón, una figura cercana al gobierno, según lo ha dicho públicamente el ministro de Agricultura, Luis Felipe Arauz, presidente del Infocoop y coordinador de la junta interventora.

"Nos parece muy llamativo que el Poder Ejecutivo desde hace bastante tiempo defendiera el nombramiento de don Marco Vinicio y que ahora la junta interventora lo nombre de inmediato, casi como primera medida. El señor Arauz ha hecho público que admite la cercanía del señor Ruiz con Casa Presidencial. Se ha conocido información de que a don Marco Vinicio se le considera muy cercano a don Víctor Morales Zapata", reclamó el dirigente frenteamplista.

El temor del FA es que todo siga igual en el Infocoop pese a la intervención, pues Morales Zapata lidera un bloque del movimiento cooperativo que se opone a dirigentes como Freddy González, secretario del Conacoop.

Rodolfo Ulloa dijo que el pronunciamiento de la Comisión Política del FA se hizo en protesta porque su divisa considera que, al entregar el control a personas que le responden a Víctor Morales Zapata, se "pone en entredicho" el objetivo de la intervención que, según el FA, debe servir para que los recursos del Infocoop se repartan con mayor equidad entre cooperativas grandes y pequeñas.

"Todo va a seguir más o menos igual, en el sentido de que va a ser otro grupo (el de Morales Zapata) el que controle esos inmensos recursos que el Estado transfiere al Infocoop y que no llegan a las cooperativas de autogestión, ni a las de mujeres o a las que podrían a ayudar a jóvenes sin empleo. Lo que interesa es financiar a unos entes cooperativos grandes, como quedó demostrado en las informaciones que han salido sobre a quiénes se les conceden préstamos con tasas de interés muy bajas", recalcó.

Error del Ejecutivo. La presidenta del Comité Ejecutivo del FA, la diputada Patricia Mora, amplió que tampoco están satisfechos con la decisión de Casa Presidencial de mantener en la junta interventora a sus representantes, Luis Felipe Arauz, Luis Emilio Cuenca y Edgar Quirós, quien representa al Banco Nacional, pues el gobierno fue partícipe en votaciones de al menos nueve de los créditos otorgados en condiciones muy blandas para las cooperativas, arriesgando el patrimonio del Infocoop.

"El día lunes (6 de marzo) ya teníamos conocimiento del cómo, de las características que estaba teniendo la intervención que el Ejecutivo lleva a cabo. (El Gobierno) dejó sin tocar algunos de los puestos en la Junta Directiva, personas que tienen algún grado de responsabilidad con lo que, precisamente, se quiere investigar. Eso nos hizo hacer este llamado político que llegará a manos del Poder Ejecutivo", enfatizó.

Además de subrayar el temor que le provoca al partido la sombra de Morales Zapata sobre el Infocoop, el jefe de la bancada del FA, Edgardo Araya, dijo que les molesta la poca transparencia que el Gobierno tuvo a la hora de nombrar a los siete miembros de la junta interventora.

"Por eso es que vamos a fiscalizar los nombramientos que se están haciendo, primero a quiénes removieron y a quiénes se están nombrando para poder determinar si realmente esa intervención está persiguiendo los fines que están persiguiendo, o si hay algún otro fin político distinto que sería de alguna manera la disputa de poder entre dos sectores del cooperativismo (...). Nos preocupan los nombramientos que han habido, por la trayectoria que han tenido, de dónde vienen esas personas", insistió Araya.

La voz de mesura en este giro que da el FA es la del diputado Francisco Camacho. A diferencia de sus compañeros de partido, el promotor de la intervención del Infocoop alega que aportará más información a la Comisión Política sobre quiénes son los integrantes de la junta interventora, para que sus copartidarios amplíen sus criterios. Los llama a no juzgar tan rápido.

"Yo no estoy tomando partido con Morales Zapata ni con nadie. El FA no está involucrado con el cooperativismo, nosotros no estamos apoyando la intervención del Instituto per se, estamos siendo fiscalizadores de lo que ahí se dé y darle seguimiento desde muy cerca", dijo, salvando su responsabilidad en la intervención.

Ahora que la intervención es un hecho y no hay nada que se pueda hacer para echarla atrás, Rodolfo Ulloa cree que la única alternativa que tiene el FA es solicitarles a sus diputados un mayor control político sobre el Infocoop y cursarle una petición a la Contraloría General de la República para que ponga su lupa sobre los actos de la junta interventora.

El movimiento cooperativo, no obstante, no pierde la esperanza de traerse abajo la intervención por otras vías.

Este miércoles al mediodía el secretario de Conacoop, Freddy González, acudió a la Sala Constitucional a interponer un recurso de amparo en contra de la decisión del Gobierno de tomar control del Infocoop.

Los cooperativistas alegan que la intervención es improcedente porque no se fundamentó en el artículo 98 de la Ley General de Administración Pública, que regula la remoción y sustitución de directivos de las entidades autónomas y porque no se está en el supuesto de un "estado de necesidad", al no existir, según los recurrentes, un desorden en el Infocoop.

"Hay lesión a la autonomía del Infocoop y del Conacoop, así como a los derechos de los directivos removidos. Se violentan los derechos fundamentales de representación del movimiento cooperativo y el derecho constitucional al ejercicio del cargo público, así como a las garantías constitucionales del debido proceso y de justicia", se lee entre los alegatos que presentaron los cooperativistas opuestos a la intervención.

Rodolfo Ulloa, secretario general del FA: 'No era esa la idea de intervención que teníamos'

-¿Por qué el FA se opone a la forma en que el Poder Ejecutivo está realizando la intervención del Infocoop si ustedes mismos la pidieron?

-Nos parece muy llamativo que el Poder Ejecutivo desde hace bastante tiempo defendiera el nombramiento como director ejecutivo del Infocoop de Marco Vinicio Ruiz Chacón y que ahora la junta interventora lo nombre de inmediato, casi como primera medida. El señor Luis Felipe Arauz ha hecho declaraciones públicas donde admite que a su vez el señor Ruiz es afín a la Casa Presidencial y, pues, se ha conocido información de que se le considera muy cercano al diputado Víctor Morales Zapata, quien a su vez ha encabezado un sector en pugna por el control del movimiento cooperativo desde hace por lo menos dos décadas.

-Es decir, ustedes temen que la intervención se convierta en un endoso del Infocoop al grupo sobre el que influye el diputado Morales Zapata...

-Varia de la gente que le acompañó a él en el Infocoop y en su sector, como este señor Ruiz, son los que ahora adquieren un papel protagónico y entonces eso sí nos preocupa porque significaría quitar a un grupo comandado por Freddy González, quien está con Antonio Álvarez, y el de Rodolfo Navas, que ahora está con José María Figueres y más bien se traspasa ese control al grupo de don Víctor Morales. Es la impresión que nos va quedando y esa no era la idea de intervención que nosotros teníamos, porque el Infocoop se puede sanear si se lo libera del control de esos sectores y grupos que han estado en pugna por décadas.

-¿Ustedes tienen pruebas de esas presiones de Víctor Morales Zapata que denuncian?

-Nosotros intuimos (que hay presiones de Víctor Morales) por los resultados de la intervención y porque, además, no es nada nuevo pues desde principios de este gobierno se han hecho intentos de darle el control del Infocoop al movimiento de don Víctor Morales.

-¿Cuáles temen ustedes que sean las consecuencias de este 'traspaso de poderes' forzado entre sectores del cooperativismo en el Infocoop?

-Que todo va a seguir más o menos igual, en el sentido de que va a ser otro grupo corporativo el que controle esos inmensos recursos que el Estado transfiere al Infocoop y que las cooperativas de autogestión van a seguir sin promoverse, que podrían perfectamente incentivarse en el caso de las mujeres y de los jóvenes desempleados. Pero lo que interesa es financiar a unos entes cooperativos grandes, como lo demuestra la información que ha salido sobre a quiénes se les conceden préstamos con tasas de interés muy bajas.

-¿Temen ustedes que ese nuevo control del Infocoop incida en procesos internos de los partidos políticos en disputa?

-No podría asegurarlo, pero tampoco habría que descartarlo.

-¿Les preocupa que el Gobierno mantenga en la junta interventora a sus tres representantes en la Junta Directiva regular del Infocoop?

-Sí, así es, porque ahí lo que hay es un choque de intereses y de posiciones y lo que está claro es que ahora el Gobierno se quitó a un sector (cooperativo, afín a otro partido) al que nosotros no defendemos, pero lo que nos preocupa es que siga esa pugna entre grupos y sectores corporativos dentro de la cúpula del movimiento cooperativo, porque creemos que en las bases de ese movimiento y en las cooperativas pequeñas es otra la realidad.

-Ahora que la intervención ya está caminando con esa integración que hizo el Poder Ejecutivo, ¿qué cabe? Ya no se puede echar para atrás, ¿qué sugiere el FA?

-Hemos visto que podría pedirse desde la Asamblea Legislativa un control mayor de un ente auxiliar del Parlamento, como es la Contraloría General de la República, que podría vigilar a los interventores y que nuestra fracción mantenga una labor de control político.