Parlamentario, cuestionado por ocultar causa judicial durante la campaña, intentó incorporarse a la bancada de Gobierno

Por: Esteban Mata Blanco 11 agosto, 2014
Víctor Hugo Morales Zapata (izquierda) en un acto junto al Luis Guillermo Solís.
Víctor Hugo Morales Zapata (izquierda) en un acto junto al Luis Guillermo Solís.

Los diputados del PAC se dividieron esta mañana durante la reunión de fracción a causa de la inesperada llegada del legislador Víctor Hugo Morales Zapata, quien fuera separado desde la campaña por no haberle informado al Partido que enfrentó una causa judicial en la década de los 90.

Cinco de los 13 legisladores salieron intempestivamente de la reunión luego de que Morales Zapata, hombre clave del presidente Luis Guillermo Solís, se hizo presente con el argumento de que él pertenece al grupo y no tiene por qué pedir autorizaciones para ser parte de las conversacciones del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Sin embargo, solo diez minutos después de iniciada la sesión, se levantaron y salieron del salón Ottón Solís, Epsy Campbell, Nidia Jiménez, Marvin Atencio y Marco Vinicio Redondo. Alegaron que Morales Zapata no tenía derecho de estar allí porque la Asamblea Nacional del PAC no resolvió su posible incorporación a la bancada oficialista, el fin de semana.

La Asamblea no debatió el tema en vista de que se concentró en cuestionar al ahora exasesor presidencial de Solís, Iván Barrantes, quien trabajaba para empresas privadas a la vez que lo hacía para Casa Presidencial. Este decidió abandonar hoy Zapote.

Atencio dijo que Morales Zapata llegó con la noticia de que un hermano suyo resultó muerto anoche en Desamparados y que él le dio el pésame. Sin embargo, el legislador añadió que, aunque estaban conscientes de que su colega vivía una situación personal delicada, no por ello podían pasar por encima el hecho de que el Partido no había autorizado su ingreso.

Morales fue cuestionado en campaña por ocultar a la Asamblea Nacional del Partido Acción Ciudadana (PAC) que, en 1994, enfrentó una acusación penal por la supuesta malversación de un préstamo de fondos públicos, cuando era dirigente del Instituto de Fomento Cooperativo (Infocoop), la cual se resolvió mediante una conciliación.

Él se negó a renunciar y resultó electo diputado, pero la nueva fracción del PAC lo desterró de las reuniones de estrategia y coordinación por orden de la Asamblea Nacional.

Sin embargo, el mismo Tribunal de Ética del PAC, que primero suspendió la militancia de Morales, en junio declaró con lugar un recurso de nulidad del congresista, lo que ahora le permite incluso aparecer públicamente junto al presidente Solís.