Por: Natasha Cambronero 1 octubre, 2015

El Ministerio Público señaló este jueves al vicepresidente del Movimiento Libertario, Ronaldo Alfaro, como la persona que "dirigió y gestionó" el cobro de 190 capacitaciones ficticias por las cuales el Partido enfrenta un juicio por una presunta estafa de ¢209 millones contra el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Según el fiscal Alexánder Valverde, Alfaro fue quien ideó al plan de incluir cursos falsos en la liquidación de gastos de la campaña electoral del 2010.

Valverde sostuvo que el dirigente libertario, quien en ese entonces fungía como tesorero del Partido, pidió recolectar firmas en actos proselitistas para posteriormente justificar las capacitaciones en el TSE.

Esa tarea -según la Fiscalía- se la encomendó a Carlos Solano, quien fungió como secretario de Capacitación en el proceso electoral del 2010 y que ahora, junto con Alfaro, figura como imputado en el juicio que se realiza en el Tribunal Penal de San José.

Ronaldo Alfaro fungió como tesorero del Libertario en la campaña del 2010
Ronaldo Alfaro fungió como tesorero del Libertario en la campaña del 2010

"Era él (Alfaro) quien dirigía esa empresa delictiva, fue él quien solicitó la recolección de las listas falsas", expresó Valverde durante la presentación de sus conclusiones. Aseveró que además de una presunta estafa, Alfaro habría usado documentos falsos.

Para el Ministerio Público, el dirigente del libertario también era la persona que "tomaba las decisiones financieras" de la agrupación.

El fiscal Valverde señaló que las decisiones eran tomadas con la ayuda de Róger Segura, contador del Movimiento Libertario durante el proceso electoral del 2010, y quien es el tercer imputado por este caso.

El juicio contra el Libertario, el vicepresidente del Partido y los dos exdirigentes se encuentra en la fase de conclusiones, la cual es la antesala para que el Tribunal delibere y dicte una sentencia.