Viajes en aeronave de la empresa Veasa se hicieron los días 19 y 30 de marzo; exprecandidato hizo transferencias bancarias el 4 de diciembre

Por: Sofía Chinchilla C. 18 diciembre, 2017

José María Figueres tardó ocho meses en pagar los dos viajes que hizo a bordo de un helicóptero vinculado al empresario cementero Juan Carlos Bolaños, durante su precampaña presidencial.

Según las facturas que emitió la empresa de transporte aéreo Veasa, los vuelos se realizaron los días 19 y 30 de marzo de este año. No obstante, los comprobantes de las transferencias bancarias que Figueres le entregó al Partido Liberación Nacional (PLN) indican que los servicios se pagaron el 4 de diciembre anterior.

Los vuelos en la aeronave TI-AZF se hicieron de conocimiento público el 28 de setiembre, cuando Roberto Arguedas, piloto del helicóptero, admitió ante la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios de la Asamblea Legislativa que trasladó al exprecandidato en dos ocasiones, días antes de la convención liberacionista del 4 de abril. Las instrucciones para llevar al expresidente a Guanacaste, dijo, las giró Bolaños.

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) solicitó la información al PLN al reparar en que Figueres nunca reportó esos vuelos como gastos de campaña. Liberación le pidió un reporte al expresidente y este aseguró que los viajes fueron parte de una serie de donaciones en especie que él mismo le hizo a la campaña, y que quedarían formalizadas “en el momento que realicemos el pago” de los servicios.

La cancelación, dijo Figueres en una nota que envió al PLN el 14 de noviembre, no se había realizado aún porque había gastos que debían ser "comprobados".

Fue hasta el 4 de diciembre que Fernando Batalla Esquivel, tesorero de la tendencia de Figueres en la precampaña, le escribió a la encargada de las finanzas del PLN, la diputada Paulina Ramírez, para informarle de que el proceso de verificación ya había concluido y las deudas ya se habían pagado.

Batalla adjuntó los comprobantes de las dos transferencias que hizo Figueres ese mismo día a la cuenta bancaria de Viajes Especiales Aéreos S. A., por un monto total de $5.985 (¢3,4 millones).

Una de las transferencias enviadas por José María Figueres.
Una de las transferencias enviadas por José María Figueres.

La Nación quiso consultarle a Figueres por qué la "verificación" de los vuelos le tomó a su tendencia ocho meses; sin embargo, el expresidente no contestó los mensajes ni las llamadas realizadas a su celular.

Ronald Chacón, jefe del departamento de Financiamiento de Partidos Políticos del TSE, explicó que tal comprobación no es un requisito que el Tribunal le exija a los partidos, sino un asunto propio de la tendencia.

"Como hecho concreto, se visualiza un pago por un servicio que habría sido prestado en marzo, y que en agosto, en el reporte presentado por el partido político (sobre los gastos de las precampañas), no venía informado. Es precisamente ante una consulta del Tribunal Supremo de Elecciones, específicamente de su departamento de Financiamiento de Partidos Políticos, que se procede a informar de tal donación al órgano electoral", dijo Chacón.

Hacienda investiga a Veasa

Las facturas que adjuntó Figueres el 14 de noviembre presentan una inusual numeración pues, pese a haber sido emitidas en marzo, están indentificadas con un número de consecutivo posterior al de otra factura que elaboró Veasa luego de prestarle un servicio de transporte aéreo al diputado socialcristiano Johnnny Leiva, en junio.

Ante una consulta de este medio, Carlos Vargas, Director General de Tributación, informó de que el Ministerio de Hacienda tiene abierta una investigación contra Veasa.

Según Carlos Federico Sosto, representante de Veasa, la facturación de Veasa la manejaba un contador en las oficinas del grupo JCB, de Bolaños.