Por: Esteban Oviedo, Juan Fernando Lara, Álvaro Murillo 10 abril, 2015
El exviceministro Allan Ruiz brindó una conferencia de prensa en el restaurante Le Chateau, en Otoya, San José.
El exviceministro Allan Ruiz brindó una conferencia de prensa en el restaurante Le Chateau, en Otoya, San José.

Allan Ruiz, exviceministro de Telecomunicaciones, escribió en su carta de renuncia que el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, le ofreció una embajada minutos después de pedirle que dejara el puesto.

Así lo confirmó Ruiz en una conferencia de prensa ofrecida esta tarde, luego de que el presidente Luis Guillermo Solís le solicitara en la mañana su salida por el mal manejo político de la elaboración del proyecto de ley que permitiría al Gobierno sancionar a radioemisoras y televisoras por el contenido de sus mensajes.

Esta es la imagen de la carta que distribuyó en conferencia de prensa el hoy exviceministro Allan Ruiz.
Esta es la imagen de la carta que distribuyó en conferencia de prensa el hoy exviceministro Allan Ruiz.

"Debo indicar que quien me solicitó la renuncia ayer primero fue el ministro de la Presidencia y, poco más tarde, él junto con la ministra Kopper. El ministro Jiménez me ofreció continuar con la función pública a futuro ya fuera en una embajada o en otro cargo. La ministra (Gisela) Kopper estuvo presente en ese momento", escribió en la carta.

"Al salir de la reunión, yo inmediatamente llamé al presidente Solís, quien me indicó que no había tomado la decisión de solicitarme la separación y que yo debía esperar su resolución y anoche finalmente me la transmitió", añadió.

La revelación sobreviene apenas unas horas después de que el presidente Luis Guillermo Solís le solicitara a Ruiz y Gisela Kopper, su renuncia a los cargos como viceministro de Telecomunicaciones y ministra de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, respectivamente, por el manejo político de ambos en torno al proyecto de Ley de Radiodifusión, que habilitaba al Micitt para multar y hasta cerrar medios de comunicación si, en su criterio, utilizaban lenguaje "vulgar" o "contra las buenas costumbres", por ejemplo.

Soley le pidió una cita a Brenes el 6 de enero y, según el testimonio de ella, él le mencionó varias opciones de embajadas disponibles y hasta un puesto de asesora legal en la construcción de un hospital público, lo que ella interpretó como una invitación para que dejara la cabeza de la institución que funciona como abogada y asesora legal del Estado.

De acuerdo con la procuradora, le dijo que había vacantes en Panamá, Italia, Noruega y República Dominicana, lo que provocó la molestia del canciller, Manuel González, quien argumentó que las embajadas no se ofrecen como moneda de cambio.

Presidencia intervino en la "socialización" del proyecto

En su texto de renuncia, el exviceministro Allan Ruiz afirmó que no hubo personas externas en la elaboración del proyecto de radio y TV que recibió el 12 de enero de parte de Fernando Víctor, funcionario del viceministerio de Telecomunicaciones. Víctor es encargado de la unidad de control nacional de Radios del Micitt.

"Ciertamente, lo admito, yo no lo leí por lo tanto no avalé y tampoco giré ninguna directriz respecto del documento", afirmó su comunicado.

Ruiz también confirmó un distanciamiento que desde julio tenía con Kopper por el tema de haber apoyado ambos el cobro por descarga en Internet móvil. Esta mañana, la propia Kopper también confirmó el deterioro de la relación personal entre ambos desde entonces.

En cuanto a la participación del ministerio de la Presidencia, Ruiz afirmó que: "en enero, el Ministerio convoca a los talleres de discusión del borrador - desconozco por parte de quién - y doña Hazel Díaz me pide que vaya como representante político del Micitt pues la ministra no asistiría. Participo en dos de tres talleres (26 de enero y 11 de febrero). El asesor del ministerio de la Presidencia, Hernán Gutiérrez, participa en los encuentros".

"En esas actividades yo no advierto un peligro en el documento hasta que el 11 de marzo recibo una llamada del director de comunicación de Casa Presidencial para que me comunique de inmediato con el director de Telenoticias que tenía observaciones muy graves que formular. Converso con él y ese mismo día llamo por teléfono a la ministra Kopper y le recomiendo, en virtud de las observaciones tan serias de Don Ignacio, que retire el documento por completo o que al menos retire la parte sancionatoria".

"La ministra me responde que ella se va a comunicar directamente con el señor Santos. Y no tengo más noticias al respecto".

"Lo que sí observo particular es que el lunes, martes y miércoles Santos, el asesor del ministro de la Presidencia, Don Hernán Gutiérrez y el jefe de control de Radio de Micitt (Fernando Víctor) estuvieron reunidos trabajando y no tengo más información que esta".

"Acepto que fue una omisión severa no haber estudiado el borrador y quiero disculparme con los funcionarios del ministerio porque cuando cité que eran 23 los que habían participado en la elaboración del documento, estaba bajo mucha presión y cometí un error de precisión", anotó.

"Soy un demócrata convencido. Bajo ninguna circunstancia atentaría contra el régimen de libertades de mi patria".