Por: Rebeca Madrigal 26 agosto, 2016
Luis Alberto Monge votó en la escuela República de Francia, en Pozos de Santa Ana.
Luis Alberto Monge votó en la escuela República de Francia, en Pozos de Santa Ana.

San José

Luis Alberto Monge, presidente de la República de 1982 a 1986, salió del Hospital San Juan de Dios al filo de la tarde de este viernes.

Monge, de 90 años, se recuperaba en ese centro médico tras sufrir un paro cardiorrespiratorio la noche del sábado 20 de agosto.

Guido Monge, uno de los hijos del exmandatario, estuvo a la salida del hospital y agradeció el apoyo que recibió el expresidente.

"Va a estar en control, pero (es) lo normal de un paciente que se está recuperando. La decisión fue que se fuera a la casa porque en el hospital consideraron que todo estaba caminando bien para un hombre de 90 años", afirmó Monge.

En cuanto al tratamiento, el hijo del expresidente indicó que recibirá un cuidado "normal", que incluye oxígeno y dormir con una máscara para apnea.

"Es lo que él venía haciendo y tendrá un enfermero y médicos pendientes. Estamos muy agradecidos en la familia por el trato tan humano que se le da a los pacientes en cuidados intensivos", dijo.

El expresidente se encontraba el 20 de agosto en una actividad en la casa de su sobrino, el también político Rolando Araya Monge, en Santa Ana.

Durante la actividad, Monge se sintió mal, por lo que decidió marcharse a su residencia, también en Santa Ana; sin embargo, pocos minutos después, el chofer llevó de nuevo al exmandatario a casa de su sobrino, porque tenía dificultades para respirar.

Sin poder bajarse del vehículo, el expresidente recibió atención médica de varios doctores que se encontraban en la actividad y hasta respiración boca a boca de uno de ellos. Las maniobras lograron estabilizarlo, mientras llegaban dos ambulancias de la Cruz Roja.

Al final, el automóvil donde viajaba el exgobernante debió ir a topar a los paramédicos en la entrada del residencial.

Durante el internamiento en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), Monge se reportó como estable, consciente y orientado.

Colaboró Wendy Mata.