Permanece en la unidad de cuidados intensivos, pero está consciente y estable

Por: Natasha Cambronero 21 agosto, 2016
El expresidente Luis Alberto Monge Álvarez (centro) junto al vicepresidente del PLN, Jorge Patoni (dererecha) y el presidente de la Asamblea Legislativa, Antonio Álvarez (izquierda), durante una actividad pública en el 2013.
El expresidente Luis Alberto Monge Álvarez (centro) junto al vicepresidente del PLN, Jorge Patoni (dererecha) y el presidente de la Asamblea Legislativa, Antonio Álvarez (izquierda), durante una actividad pública en el 2013.

El expresidente de la República, Luis Alberto Monge Álvarez (1982-1986), amaneció estable este lunes y continúa internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Juan de Dios, donde debió ser internado la noche del sábado tras sufrir un paro cardiorrespiratorio.

La vocera de ese centro médico, Andrea de la Cruz, dijo que el expresidente se encuentra consciente y orientado.

Monge, de 90 años, sufrió una arritmia que le provocó un paro cardiorrespiratorio y actualmente se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos de ese centro médico, en condición estable. Allí le están haciendo una serie de chequeos médicos, según confirmó el domingo el alcalde de San José, Johnny Araya Monge.

El domingo, la directora del San Juan de Dios, Ileana Balmaceda, brindó un parte más detallado.

"Don Luis Alberto Monge está en nuestro hospital, está consciente y orientado. Hoy desayunó, habló con sus familiares, está con oxígeno, con una cánula nasal. Lo que hizo fue un trastorno del ritmo cardíaco y se le están realizando exámenes varios", aseguró Balmaceda.

Los hechos. Johnny Araya se encontraba con Monge en el momento que este debió ser trasladado en condición delicada en ambulancia al San Juan de Dios, pues ambos estaban en la celebración de cumpleaños del hermano del alcalde josefino, Rolando Araya, en la casa de este último en el residencial Montaña del Sol, en Santa Ana.

Según relató, el expresidente comenzó a sentirse mal y decidió marcharse a su casa; sin embargo, el carro que lo trasladaba se devolvió pocos minutos después debido a que él tenía muchas dificultades para respirar.

Allí, sin poder bajarse del vehículo, recibió atención médica de varios doctores que se encontraban en la actividad y hasta respiración boca a boca de uno de ellos. Esas maniobras lograron estabilizarlo mientras llegaban dos ambulancias de la Cruz Roja. Al final, el automóvil donde viajaba el exgobernante debió ir a topar a los paramédicos en la entrada del residencial.

"Afortunadamente con el tratamiento que recibió en el servicio de Emergencias del Hospital San Juan de Dios la arritmia se controló y actualmente se encuentra estable, con su espíritu y buen humor característicos. Se le dejó internado en la Unidad de Cuidados Intensivos para vigilarlo y asegurarse que la condición no se repita", informó la familia de Monge en un comunicado de prensa la tarde de este domingo.

El quebranto de salud de Monge ocurrió alrededor de las 11 p. m. del sábado.