Por: Natasha Cambronero 5 febrero, 2015

El exmandatario José María Figueres Olsen (1994-1998) tocó ayer puertas en las oficinas de los diputados de Liberación Nacional (PLN), en busca de apoyo para su candidatura a presidente del Partido.

Lo hizo a tres días de la elección, en vista de que la bancada está dividida: unos se inclinan por él, y otros, por el expresidente de la Asamblea Legislativa, Francisco Antonio Pacheco.

Así se lo expusieron ellos la noche del martes en una reunión sostenida en la jefatura de fracción en el Congreso.

Luego de esa cita, según el exmandatario, algunos diputados quedaron con ciertas dudas que se conversaron y, por eso, decidió visitarlos uno por uno.

Aunque no precisó con quiénes se reunió, La Nación comprobó que platicó con Rolando González y acudió a la oficina de Ronny Monge; sin embargo, este último no se encontraba.

Figueres agregó que con cada legislador profundizó en la propuesta de renovación que pretende impulsar en el PLN si resulta electo para presidir el Comité Ejecutivo Nacional. Habló, por ejemplo, del plan de capacitación nacional, el cual pretende desarrollar.

“Algunas cosas en el partido están bien y hay que fortalecerlas; otras cosas tenemos que renovarlas, cambiarlas y resetearlas ”, expresó.

En relación con su contrincante, solo exteriorizó halagos: “Lo tengo colocado en un umbral, por encima del bien y del mal, solo agradecimiento le puedo tener”.