Por: Álvaro Murillo 20 marzo, 2015
El canciller Bruno Stagno y su par chino, Yang Jiechi, el 1° de junio del 2007, en Pekín, cuando ambos países firmaron el acuerdo para establecer relaciones diplomáticas. En ese salón estuvo el empresario Karl Single, quien se ha acercado al actual presidente Luis Guillermo Solís, pese a cuestionamientos del PAC.
El canciller Bruno Stagno y su par chino, Yang Jiechi, el 1° de junio del 2007, en Pekín, cuando ambos países firmaron el acuerdo para establecer relaciones diplomáticas. En ese salón estuvo el empresario Karl Single, quien se ha acercado al actual presidente Luis Guillermo Solís, pese a cuestionamientos del PAC.

“El 1 de junio, a las 15:00, en un inmenso centro de convenciones en Diaoyutai, ante un importante número de funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China (...) suscribimos el memorando de entendimiento de relaciones diplomáticas.”

Era junio de 2007, casi nadie en Costa Rica sabía de ese acto histórico y Karl Single estaba ahí, aunque él no se mencione en este extracto ni en ningún otro en el libro Los caminos menos transitados , escrito por el excanciller Bruno Stagno.

Single, un promotor de negocios de origen alemán y con residencia en Costa Rica, estuvo esta tarde de jueves en el Diaoyutai, el lujoso complejo para invitados del Gobierno de Pekín.

Era el cuarto “tico” en esa oportunidad, junto al canciller Bruno Stagno, al ministro de Hacienda, Guillermo Zúñiga, y el director de Costa Rica para el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Alfredo Ortuño, a quien el presidente Óscar Arias designó como su hombre de confianza para las negociaciones con China.

La presencia de Single ahí la confirman Zúñiga y Ortuño por separado, aunque dicen no saber por decisión de quién. Se intentó consultar ayer a Stagno y mediante una conocida dijo que no le interesa hablar de este tema. Tampoco contestó el mensaje el presidente Óscar Arias.

Desde el lobby. Para Ortuño, Single estuvo ahí porque fue “una pieza importante” al establecer relaciones. Lo fue desde 2004, cuando Arias y él hicieron un viaje exploratorio a Pekín.

“Lo conocí en el lobby de un hotel; él ya estaba allá. Imagino que con sus contactos con el Partido Comunista y dada la visita de don Óscar Arias el Gobierno de China le pidió que ayudara en esa visita y ahí aparece don Karl”, contó Ortuño.

“Lograr relaciones con China no es tan fácil. Don Karl era una pieza que ayudaba a la toma de esas decisiones y entrar en contacto con la gente de China. Era un interlocutor y facilitador para esas reuniones”, añadió Ortuño, quien contradijo al propio Single al asegurar que él trabaja para empresas que quieran invertir en China, cuando en realidad da servicios a empresas chinas para salir.

El exdirector del BCIE por Costa Rica, ahora representante de Arias en el Partido Liberación Nacional, ve positivo Single también asesore al gobierno de Luis Guillermo Solís. “Si el gobierno de turno no tiene tiene una persona facilitadora con respecto a China en aspectos políticos o de oportunidades, pues don Karl se dedica a eso (...) tiene acceso a altas esferas chinas políticas que pueden facilitar en temas más concretos si el gobierno requiere”.