Exlegislador alega que estaba 'ofuscado' cuando aceptó firmar la carta y pide que le devuelvan la diputación

Por: Esteban Oviedo, Aarón Sequeira 10 febrero, 2015
Ronal Vargas, del Frente Amplio, renunció este jueves a su cargo de diputado ante el TSE, aduciendo razones personales.
Ronal Vargas, del Frente Amplio, renunció este jueves a su cargo de diputado ante el TSE, aduciendo razones personales.

El exdiputado del Frente Amplio, Ronal Vargas, presentó hoy al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) un recurso de amparo electoral en el que solicita anular la renuncia que presentó el jueves, con el argumento de que lo hizo coaccionado por el excandidato presidencial, la presidenta y el jefe de fracción del partido, José María Villalta, Patricia Mora y Gerardo Vargas Varela, respectivamente.

El legislador, quien dimitió luego de que una asesora legislativa presentara una queja de acoso sexual en su contra, alegó que existió un "vicio de consentimiento" y que estaba "ofuscado" en el momento de firmar y presentar la carta.

Vargas pidió que lo restituyan en el cargo un día después de que Suray Carrillo fue juramentada para sustituirlo en el Congreso, dentro de la bancada del Frente Amplio.

"Luego de reflexionar sobre las circunstancias que mediaron para tomar tan singular decisión, así como por la existencia de nuevos hechos sobrevenidos, he considerado que existió de por medio un manifiesto vicio de consentimiento, el cual fue provocado por la coacción ejercida en mi contra por las autoridades mencionadas del referido partido", escribió el exdiputado en la carta, en la cual insiste en que fue sometido a una fuerte presión.

"Le pedí 12 horas de tiempo (a Villalta) para consultar con profesionales amigos, no me permitió hablar con nadie para pedir otro criterio, me prohibió tajantemente cualquier asesoría externa y me dijo sin más: 'Tiene que tomar ya la decisión y esa tiene que ser la renuncia, por el bienestar del partido que te hizo diputado'", continúa el documento

Ante los magistrados del TSE, el exlegislador añadió que aceptó que Villalta le redactara la carta y que le acompañara a presentarla al edificio del Tribunal de Elecciones.

"Mi conciencia ofuscada no pudo discernir en ese momento el paso transcendental que daba", sostiene Vargas.

Los magistrados aceptaron el recurso para estudio y otorgaron tres días hábiles a los involucrados para que se refieran, a partir de que sean notificados.

El TSE no impuso una medida cautelar porque ya hay una sustituta en funciones, dijo el letrado del Tribunal, Andrei Cambronero. Vargas presentó el recurso en la sede del Tribunal en Nicoya, Guanacaste.