Por: Natasha Cambronero 2 julio, 2015

El exdiputado evangélico Justo Orozco, de Renovación Costarricense, se libró de enfrentar un juicio expedito por los presuntos delitos de abuso sexual y privación de libertad, gracias a una petición de exámenes psiquiátricos y psicológicos que hizo su abogado, Hugo Navas.

Navas solicitó los análisis para la mujer, de 29 años, quien este martes denunció al exlegislador por supuestamente haberla llevado a un motel contra su voluntad y haberla tocado.

Tal gestión prolongará el proceso, pues impidió que el caso se tramite en el Tribunal de Flagrancia del Primer Circuito Judicial de San José, donde las resoluciones se emiten en un máximo de 15 días. En cambio, Orozco será procesado por la vía ordinaria, en el Juzgado Penal de Pavas; allí los jueces no tienen límite de tiempo para resolver.

Flagrancia pasó el caso a la vía ordinaria, este miércoles en la madrugada, tras determinar que es “poco probable” que los exámenes estén listos dentro de 15 días, dijo el Poder Judicial. La Fiscalía no apelará esa decisión.

Navas aseguró que realizó la petición porque, en su criterio, existen inconsistencias en la denuncia de la mujer.

“Por las incongruencias de la denuncia, solicité los dos exámenes contra la supuesta ofendida”, dijo el defensor, quien añadió que los análisis son requisito en procesos sobre delitos sexuales.

Si bien el exdiputado se libró de 15 días de prisión preventiva, el Tribunal sí le puso impedimento de salida, la obligación de firmar cada 15 días, mantener domicilio fijo y la prohibición de perturbar a la denunciante.

La Fiscalía investiga los supuestos delitos de abuso sexual agravado y privación de libertad. La primera de esas conductas amerita hasta seis años de cárcel y la segunda, hasta tres.

Etiquetado como: