Por: Alexandra Araya M. 16 abril, 2014

El Estadio Nacional alojará, el 8 de mayo, su primer traspaso de poderes, un acto que se sumará eventos deportivos y conciertos.

Ese será el escenario del relevo de mando de Laura Chinchilla Miranda a Luis Guillermo Solís Rivera, cuyos preparativos apenas comienzan.

Mercedes Peñas, compañera de Solís y representante del gobierno entrante en la comisión de traspaso, dijo que el lunes realizaron la primera inspección del recinto.

Grandes esferas, que requirieron días de trabajo, adornaron La Sabana durante el traspaso de poderes, en mayo de 2010. | REBECA ARIAS/ARCHIVO
Grandes esferas, que requirieron días de trabajo, adornaron La Sabana durante el traspaso de poderes, en mayo de 2010. | REBECA ARIAS/ARCHIVO

La obra, de $83 millones, fue una donación del Gobierno chino, tras gestiones realizadas durante la administración de Óscar Arias Sánchez (2006-2010). Fue inaugurada en el 2011.

Se esperaba utilizar el Estadio Nacional para el traspaso de poderes de Arias a Chinchilla, en mayo de 2010; sin embargo, la construcción se atrasó, por lo que esa actividad se hizo en el Parque Metropolitano La Sabana.

En trámite. Mercedes Peñas y Marco Vinicio Vargas, jefe de protocolo de la Cancillería, confirmaron que 145 delegaciones internacionales fueron invitadas.

“La Cancillería envió las invitaciones la semana pasada y estamos esperando las confirmaciones. Sería hasta la próxima semana que sabremos cuántas delegaciones asistirán”, explicó Peñas.

De acuerdo con los encargados, el traspaso será un acto muy austero, partiendo de que el presupuesto disponible es de ¢150 millones.

Según Peñas, ya tienen tres hoteles reservados para hospedar a las delegaciones; no obstante, están a la espera de las confirmaciones, para definir el número de personas que las integrarán.

Marco Vinicio Vargas comentó que la celebración comenzará el 7 de mayo con un coctel que ofrecerá la presidenta Laura Chinchilla, posiblemente en el Museo Nacional.

El jueves 8 de mayo, los actos se iniciarán a las 10 a. m., con presentaciones culturales. Se estima que, al mediodía, Chinchilla traspasará la banda presidencial a Solís.

Posterior a ese acto, la Alcaldía de San José dará una recepción a las delegaciones, mientras que el nuevo mandatario Luis Guillermo Solís ofrecerá un almuerzo a los jefes de Estado. El sitio para ese brindis aún no está definido.

“Estamos revisando todas las propuestas de rutas, alimentación y transporte”, destacó Peñas.