TSE niega responsabilidad por baja participación

Por: Hugo Solano 18 febrero, 2014

Gustavo Román, asesor político del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), afirmó que las 28 personas inscritas para votar en la Isla del Coco el pasado dos de febrero estaban empadronadas ahí por solicitud de ellas mismas, razón por la cual considera que el hecho de que solo cinco votaran se debe a que no quisieron ejercer su derecho al voto.

Dijo que no es responsabilidad del TSE el hecho de que la votación fuera tan escasa. "Se empadronó a los que solicitaron que su domicilio electoral estuviera en la isla", dijo el funcionario.

"A unos, me imagino, que los movieron de lugar y otros posiblemente no quisieron votar. Los inscritos en la Isla debieron advertirlo a sus jefes", dijo Román.

La lancha guardacostas, Pancha Carrasco, llevó las papeletas y demás material a la Isla del Coco para las elecciones este 2 de febrero.
La lancha guardacostas, Pancha Carrasco, llevó las papeletas y demás material a la Isla del Coco para las elecciones este 2 de febrero.

Recordó que todos los votantes tenían el derecho de cambiar el domicilio electoral antes de que se cerrara el padrón el dos de octubre, cuatro meses antes de las elecciones.

Para la segunda ronda el padrón será el mismo y los 28 votantes inscritos en la Isla se mantendrán.

Román dijo que el padrón es un documento público y por lo tanto la administración de la Isla o los personeros del Minae que lo requieran pueden solicitarlo por correo electrónico al Registro Electoral, para ver cuáles de sus funcionarios tienen allá el domicilio electoral.

Negó cualquier responsabilidad del TSE en la baja concurrencia a la urna N.° 5.374 que se instaló debidamente en esa Isla de 6 a. m. a 6 p. m. el día de las elecciones.

De los 28 inscritos allá votaron cinco. Dos lo hicieron por el Frente Amplio (FA), uno por el Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), uno por el Partido Liberación Nacional (PLN) y uno por el Partido Acción Ciudadana (PAC).

Fernando Quirós, director del Área de Conservación Isla del Coco, afirmó que para la segunda ronda que será el 6 de abril se va a reunir con el administrador de la Isla, Héiner Golfín, en aras de ver que posibilidades hay de negociar individualmente para que los empadronados en la Isla voten allá.

Afirmó que alterar los roles no siempre es fácil, lo mismo que coordinar con los operadores privados que viajan a la isla y colaboran con el traslado de los guardaparques, pero harán el mejor esfuerzo de que la mayoría de inscritos estén allá.

La isla del Coco se ubica a 218 millas náuticas de Golfito, es decir casi 600 kilómetros al oeste.

El material electoral será llevado a la Isla por miembros de Guardacostas, que salen con la debida antelación. Solo en combustible, alimentos y atención de la tripulación un viaje de esos supera los ¢500.000, según Martín Arias, director de Guardacostas.

Los gastos de combustible corren por cuenta del TSE.