Por: Aarón Sequeira 4 abril, 2014

Los empleados de la Asamblea Legislativa amenazaron con ir a huelga en caso de no avanzar el proceso para levantar un nuevo edificio.

De acuerdo con el anuncio que hizo ayer Guiselle Ruiz, secretaria general de la Unión de Trabajadores Legislativos (Utraleg), la medida de presión comenzaría el 1.° de mayo, el mismo día en que se instalarán los nuevos 57 diputados.

La reacción se da ante la negativa del ministro de Cultura, Manuel Obregón, de otorgar los permisos para la construcción de un nuevo inmueble legislativo por considerar que la obra es ‘agresiva’ para otras construcciones declaradas patrimonio.

El proyecto pretende levantar un edificio de 25 metros de alto y 170 de largo, en el mismo sitio donde se encuentra hoy el Congreso.

Según Ruiz, por el deterioro del edificio actual los funcionarios trabajan en condiciones insalubres. Por esta razón, en su criterio, el freno al plan de construcción pone en riesgo a más de 1.000 funcionarios.

El antiguo Colegio de Sion sería intervenido. | RAFAEL PACHECO/ARCHIVO
El antiguo Colegio de Sion sería intervenido. | RAFAEL PACHECO/ARCHIVO

"Aquí nunca se ha evitado el trabajo de cada 1.º de mayo, pero si es el único recurso que tenemos a mano (la huelga), lo vamos a hacer", enfatizó Guiselle Ruiz.

El anuncio de huelga se hizo en presencia del presidente legislativo Luis Fernando Mendoza; el expresidente Víctor Emilio Granados, la diputada socialcristiana Gloria Bejarano y legisladores de otras fracciones.

Según Ruiz, la condición para no ir a la huelga es que se apruebe el proyecto de ley que pretende desafectar lo s edificios patrimoniales del Congreso para permitir la nueva obra.

La iniciativa de ley fue presentada el miércoles y hay una moción para dispensarla de todo trámite.