Por: Esteban Oviedo 3 julio, 2014

Los asambleístas de la Unidad Social Cristiana (PUSC) se reunirán el domingo para elegir al comité ejecutivo que dirigirá a la agrupación por los próximos cuatro años.

Hasta ayer, para la presidencia únicamente se postulaba el abogado Pedro Muñoz, proveniente de la tendencia conocida como Renacer Socialcristiano, la misma que impulsó al excandidato presidencial Rodolfo Piza.

Por la secretaría general, compiten el propio Piza y el actual fiscal del partido, Wellington Arguedas, un pequeño empresario alajuelense que se declara cercano a los expresidentes Rafael Ángel Calderón y Miguel Ángel Rodríguez.

La agrupación también renovará los cargos de vicepresidente, tesorero, fiscal y vocal.

El diputado socialcristiano Gerardo Vargas, actual presidente del PUSC, indicó que la Asamblea Nacional será a partir de las 9 a. m. del domingo, en el hotel Herradura.

Actualmente, la Unidad tiene ocho curules en la Asamblea Legislativa y controla nueve alcaldías.

Pedro Muñoz declaró ayer que uno de sus objetivos es servir de puente entre los sectores sociales y los diputados y alcaldes socialcristianos pues, en su criterio, en este momento la Unidad tiene una posición ventajosa en la arena política.

No obstante, también cree que es necesario abrir las puertas del partido para atraer más voluntarios y gente de la sociedad civil.

Rodolfo Piza, por su parte, quiere garantizar la apertura del partido y la celebración de un congreso ideológico desde la secretaría general. El objetivo de este congreso es definir, en un año, el país que la Unidad quiere para la celebración del bicentenario de la Independencia (en el 2021).

Wellington Arguedas, contrincante de Piza, dijo que su intención es unir a todo el partido y no solo a un sector de este. Añadió que el excandidato presidencial debería aspirar a la presidencia en vez de la secretaría general, e instó a Muñoz a desistir de su postulación.

Etiquetado como: