Aspirante de Liberación alega que norma de desempate es discriminatoria

Por: Natasha Cambronero 21 febrero, 2016

Nandayure, Guanacaste. El empate insólito que se produjo en la elección municipal de este cantón pampero tiene una historia de desamor político. El candidato que hoy está a punto de ser alcalde, por una diferencia de 19 años y no de votos, se salió del PLN para enfrentar a su expartido con otra camiseta.

Solo había ocurrido con síndicos y concejales. El caso más reciente data del 2010 en Alajuelita, cuando las candidatas de la Unidad Social Cristiana (PUSC) y Acción Ciudadana (PAC) obtuvieron 121 votos cada una.

Al final, se declaró síndica a la rojiazul por ser la de mayor edad y, hoy, de acuerdo con el artículo 202 del Código Electoral, se aplicaría la misma regla.

El aspirante del PNG, técnico en construcción, ganaría el ayuntamiento por tener 50 años. Su rival del PLN, comerciante de ocupación, tiene 31.

“Perico, perico”. Giovanni Jiménez Monge, conocido en Nandayure y en su cédula como Tilico, llegó al PNG hace año y medio, luego de renunciar al PLN, en donde militó desde la juventud.

“A mí me ha costado mucho en este partido porque aquí toda la gente me conoce desde que soy un carajillo como liberacionista, como un perico, verde, verde, siempre metido en Liberación Nacional.

”Ahora resulta que yo le ayudé al PLN porque al menos 100 personas votaron erróneamente por ellos, pensando que yo estaba en ese partido. Lo sé porque me lo han dicho. Mucha gente votó por la bandera de Liberación pensando que era yo”, dijo Jiménez.

Desde las tiendas verdiblancas, Tilico intentó alcanzar la Alcaldía en dos ocasiones: en 2002 y 2006, pero fracasó en el intento. En la primera perdió por 97 votos. En la otra, no recuerda.

Su salida de Liberación ocurrió tras un encontronazo con el diputado Juan Marín, quien representa a Guanacaste.

Según Jiménez, el legislador se opuso a su postulación en el PLN porque ya había perdido en dos ocasiones. Entonces, buscó a Sergio Mena, presidente de Nueva Generación por recomendación de su hijo, pues a ambos les gustó su desempeño como candidato presidencial en la contienda del 2014 y, especialmente, en los debates televisivos.

“La gente ahora no está votando por partido político; está votando por la persona. Aquí en Nandayure no ganó el PNG; ganó Giovanni Jiménez, Tilico”, dijo.

Antes de pasarse, su rival actual intentó persuadirlo para que no se fuera del PLN y siguiera luchando por la candidatura desde esa trinchera, petitoria que rechazó tajantemente.

“Yo no soy de los que un día están aquí y otro día allá; yo me fui de Liberación y me fui de Liberación. Cuando ellos quisieron arreglar las cosas, ya era muy tarde porque el diputado Juan Marín fue quien quiso venir a decidir aquí, a imponer, a decirnos a nosotros quién tenía que ser, que lo que él decía era lo que valía”, relató Jiménez sentado en uno de los bancos del bar restaurante que tiene en Nandayure.

Discriminación. En la otra acera, Luis Diego Campos reconoce a Juan Marín como un aliado suyo en este proceso.

Él, a diferencia de Jiménez –quien siente que la Alcaldía ya es suya–, dice estar viviendo una tragedia y no pierde las esperanzas de que el TSE acoja la demanda de nulidad que presentó el PLN contra el conteo realizado en tres de las mesas de votación.

Para Campos, es discriminatorio el criterio de edad para resolver empates.

Por ello, recurriría a todas vías legales para traerse abajo el artículo 202 del Código Electoral. Con esa finalidad, ya presentó un recurso de amparo electoral.

“Yo soy joven; me están discriminando, están discriminando a la juventud. ¿Por qué si yo hice el mismo trabajo?, ¿por qué si yo me esforcé igual y saqué la misma votación?, ¿por qué me tienen que decir a mí que, por edad, no puedo estar? Si a mí me dice el Tribunal: ‘Vamos a poner a la persona con más experiencia o con más estudios’, estamos de acuerdo, pero es que esto es como que digan vamos a ponerlo a él porque es hombre y usted mujer. Es una discriminación a los derechos humanos”, afirmó Campos.

El empate todavía no es definitivo. Los magistrados recibieron dos demandas de nulidad, una del PLN y otra del aspirante. La primera todavía está en estudio, y la segunda fue rechazada.

Campos cuestionó que el TSE realizará un escrutinio manual de los votos. Él alega que no era necesario porque considera que las mesas fueron suficientemente fiscalizadas.

No obstante, los magistrados concluyeron que el conteo manual fue válido y que, más bien, abonaba a la transparencia y a la seguridad del proceso.

De momento, solo queda pendiente la demanda del PLN sobre tres mesas de votación. El Partido adujo que, en el acta de una de ellas, no había claridad en la forma en que se consignaron los votos para uno y otro partido. Sostiene que los votos de PNG se le habían atribuido erróneamente al Movimiento Libertario.

En las otras dos, alegó que un magistrado anuló unos votos sin explicar las razones.

En Nandayure, Liberación nunca ha ganado la alcaldía.

El TSE tiene hasta el 7 abril para resolver las demandas y declarar a los ganadores antes de que asuman el 1.° de mayo.