Visado de turismo es un avance en la vía para frenar y ordenar ingreso de isleños

Por: Esteban Mata Blanco 27 noviembre, 2015
La negativa de Nicaragua a abrir sus fronteras a los cubanos ha generado un caos en las zonas aledañas a la frontera norte. | CARLOS HERNÁNDEZ
La negativa de Nicaragua a abrir sus fronteras a los cubanos ha generado un caos en las zonas aledañas a la frontera norte. | CARLOS HERNÁNDEZ

Ecuador anunció este jueves que exigirá visa de turismo a los cubanos como una primera medida para contener el flujo de personas de esta nacionalidad, lo que ha causado una crisis humanitaria en Costa Rica.

Para el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, el anuncio es un primer paso en las acciones regionales que deben tomarse para solucionar el problema. Agregó que esperan decisiones más concretas en estos días. “Es una de las medidas que había que esperar se anunciara de parte de uno de los países más importantes en este proceso”, señaló el mandatario.

Según Solís, esta es la primera de otras disposiciones acordadas en la reunión de cancilleres del martes en El Salvador, para solventar la situación de unos 3.800 cubanos varados en Costa Rica.

Al encuentro acudieron los jerarcas de Relaciones Exteriores de Cuba, América Central, Ecuador, Colombia, Panamá y México. Sin embargo, no se llegó a una solución concreta por la negativa de Nicaragua de darles paso a los cubanos, bajo la premisa de que estaría validando el paso ilegal de personas por su territorio.

Ayuda. “El compromiso que hicimos en El Salvador es que a partir del 1.° de diciembre pediremos visa a ciudadanos cubanos. Lo hacemos para detener violaciones a los derechos humanos y hasta la pérdida de vidas”, dijo el canciller ecuatoriano en funciones, Xavier Lasso, al dar el anuncio.

La solicitud de las visas de turismo por parte de Ecuador busca registrar el ingreso de cubanos, como una de las primeras medidas para solucionar el conflicto desatado el 15 de noviembre anterior, cuando a unos 1.600 cubanos se les imposibilitó seguir su camino hacia Estados Unidos, luego de que Nicaragua les impidiera el paso. Desde entonces, el número de migrantes ha ido en aumento hasta llegar a cerca de 3.800 este jueves.

Pese al anuncio, aún quedan asuntos por resolver.

Aun así, el canciller costarricense Manuel González aseveró que la decisión de Ecuador va en la línea de las negociaciones iniciadas este martes en El Salvador para poner fin a esta crisis. Con información de agencia EFE