Correos electrónicos y declaraciones provenientes de cinco instituciones lo describen como “insistente”, “incómodo” y “agresivo”..., en una ocasión, incluso se reportó una amenaza de parte del funcionario

Por: Sofía Chinchilla C. 20 noviembre

Se quejó de una consulta que le hizo una empleada bancaria, informó de que no presentaría a tiempo unos documentos requeridos para ese mismo día y protestó por que lo citaron a reuniones en una sede del BCR en Curridabat, alegando que era muy complicado y costoso ir hasta allá, por lo que exigía un lugar más cercano a él, "como debe ser correcto".

Todo lo hizo en diferentes mensajes, en un lapso de 40 minutos, el 26 de agosto del 2016.

"Insistente, incómodo, agresivo" y decidido a resolver las cosas "a otro nivel". Así reportaron funcionarios públicos cómo se comportaba ante las instituciones el empresario Juan Carlos Bolaños , hoy en prisión preventiva por el manejo que le dio a las líneas de crédito que el Banco de Costa Rica (BCR) le concedió para importar cemento chino, con un límite de endeudamiento de $30 millones.

Las versiones son coincidentes en documentos, entrevistas y testimonios bajo juramento, recopilados en entidades como el BCR, la Dirección General de Aduanas, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y el Congreso.

En el caso del BCR, un intercambio de correos electrónicos esboza el tono de las comunicaciones y los encuentros que el empresario sostuvo con los empleados bancarios para obtener los desembolsos de sus líneas de crédito, cuando se le advertía de que le faltaban requisitos.

El 27 de abril del 2016, la ejecutiva de cuenta Adriana Castro le informó al subgerente de Banca Mayorista Andrés Víquez, quien también descuenta tres meses de prisión preventiva, de que Bolaños era “sumamente insistente” en sus pretensiones de que se le desembolsara el segundo giro, pese a que no cumplía con las condiciones para recibir el dinero.

Documentos reflejan críticas de funcionarios públicos ante el trato que les dio Juan Carlos Bolaños.
Documentos reflejan críticas de funcionarios públicos ante el trato que les dio Juan Carlos Bolaños.

“Se le dijo al cliente en la reunión de todas las formas posibles, y yo le he informado en varias ocasiones a Javier también, pero ellos insisten que en la reunión que tuvieron con usted se acordó otra cosa, me da mucha pena, pero el cliente es sumamente insistente y lo que me pide es que me ponga de acuerdo con usted aduciendo que ya eso estaba hablado a otro nivel”, le indicó Castro a Víquez en un correo electrónico.

Documentos reflejan críticas de funcionarios públicos ante el trato que les dio Juan Carlos Bolaños.
Documentos reflejan críticas de funcionarios públicos ante el trato que les dio Juan Carlos Bolaños.

Luego, el 26 de agosto, a las 2:57 p. m., Adriana Castro le advirtió a Bolaños de que, según los registros del Banco, su empresa Sinocem no tenía fondos suficientes para cubrir el pago de intereses que se debía hacer la semana siguiente. Le pidió, además, entregar los flujos de dinero de las empresas que participaban en el financiamiento de Sinocem.

Documentos reflejan críticas de funcionarios públicos ante el trato que les dio Juan Carlos Bolaños.
Documentos reflejan críticas de funcionarios públicos ante el trato que les dio Juan Carlos Bolaños.

“Adriana, agradezco no presumir ningún ingreso de nuestros flujos, ni de nuestra captación, tenemos claros nuestros negocios, los ingresos y sus cumplimientos, como es acostumbrado históricamente”, le respondió Bolaños, a las 3:09 p. m.

A las 3:13 p. m., Pedro Vásquez, gerente regional del BCR, le solicitó a Bolaños no olvidar entregar los flujos de información financiera y le recordó una reunión que tenían programada para ese día.

Sin embargo, a las 3:20 p. m., Bolaños le indicó que no presentaría los documentos en la fecha señalada, debido a un atraso que supuestamente sufrió, a raíz de consultas de la prensa respecto a la “fuga de información documental del BCR”.

A las 3:27 p. m., Vásquez le responde: "Don Juan Carlos, hablemos este tema en la próxima reunión, este asunto ya es viejo y no ha sido atendido, afectando la calificación de su representada, ya que se recalifica".

A las 3:48 p. m., Bolaños le responde: "Don Pedro, agradezco ver estos temas en nuestra próxima reunión. Como le indiqué, nosotros tenemos todo para entregar en la próxima reunión que espero poder realizarla en grupo JCB o Sinocem, por favor. A nosotros nos queda muy complicado y costoso estar viajando a Curridabat. Por ende, en la próxima reunión, agradezco por favor analizar nuestra atención en sucursales más cerca de nuestra oficina, como debe ser correcto”.

Documentos reflejan críticas de funcionarios públicos ante el trato que les dio Juan Carlos Bolaños.
Documentos reflejan críticas de funcionarios públicos ante el trato que les dio Juan Carlos Bolaños.
Mario Barrenechea: ‘Es una persona bien incómoda’

El gerente general del BCR, Mario Barrenechea, quien también está preso por este caso, se refirió a Bolaños con estas palabras, el 24 de octubre: “A mí no me extraña en lo poco que lo conozco todo esto que ha armado, que es espectacular, porque es insistente”.

Barrenechea calificó a Bolaños como “una persona bien incómoda, insistente”.

“Él reclama mucho, todo lo reclama, y en algunos momentos los reclamos ya eran de un nivel de ruido importante”, dijo el gerente bancario, quien comentó que tales reproches los hacía Bolaños directamente ante élm cuando tenía problemas de desembolsos o condiciones del crédito.

Funcionarios de Aduanas: ‘Irrespeto y altanería’

Otro encuentro con Bolaños fue registrado por escrito por tres funcionarias de la Dirección General de Aduanas en julio del 2016, cuando el empresario y dos colaboradores se reunieron con ellas porque necesitaban desembarcar un cargamento de cemento que tenía problemas para ingresar al país.

Según ellas, Bolaños las habría amenazado en la cita, en la que el empresario pidió dejar sin efecto una resolución que impedía desalmacenar el cemento chino “con el objeto de que ningún funcionario aduanero tenga que pasar por el disgusto de tener que defenderse en el Ministerio Público”.

Las funcionarias Yolanda Gutiérrez, Guiselle Álvarez y Cinthya González documentaron esas manifestaciones.

Documentos reflejan críticas de funcionarios públicos ante el trato que les dio Juan Carlos Bolaños.
Documentos reflejan críticas de funcionarios públicos ante el trato que les dio Juan Carlos Bolaños.

“Los personeros de esa empresa mostraron un irrespeto y altanería pocas veces visto y dijeron que funcionarios del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) iban para la cárcel y que ojalá ninguno de Aduanas los siguiera”, escribió José Ramón Arce, de la Dirección Normativa de la Dirección General de Aduanas, en un correo enviado a Benito Coghi, entonces director general de aduanas, el 26 de julio del 2016.

El propio Coghi recibió a Bolaños en el undécimo piso del edificio La Llacuna, en San José, donde están las oficinas centrales de Aduanas. En ese encuentro, relató Coghi, el empresario relató de forma “muy vehemente” su preocupación por el atraso que experimentaba para descargar el cargamento de cemento que estaba a la espera en el puerto.

‘Retahíla’ de quejas en Casa Presidencial

Los reclamos de Bolaños escalaron hasta el presidente de la República. Según relató Mariano Figueres, director de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), el importador llegó el 9 de diciembre del 2015 a Casa Presidencial y no hizo más que exponerle sus quejas a Luis Guillermo Solís, aunque el mandatario había dicho que solo llegó a presentarle su proyecto.

“El señor Bolaños fue con una retahíla, llegó a quejarse de que el mundo estaba en contra de él, de que había mucha persecución y aquí y allá. Nada más se le escuchó. No hubo ninguna petición de parte de él, lo que francamente a mí extrañó porque es poco usual que alguien pida una reunión y no pida nada más”, contó Figueres en su audiencia del 27 de octubre con los diputados.

Fue ese día que Figueres calificó al empresario como “un empresario ciertamente agresivo, arrogante, un faruscas”.

Excandidato a diputado del PLN: ‘Quiere las cosas a como dé lugar’

Víctor Hugo Víquez, quien se vio obligado a renunciar a su aspiración de ser diputado en el 2018 por el Partido Liberación Nacional (PLN) por haber intercedido en favor de Bolaños en el 2013, escribió que el empresario quería las cosas “a como dé lugar”.

Ese fue el argumento que le dio el político el 15 de marzo del 2013 a Vanessa Rosales, quien fungía como presidenta de la CNE, cuando le envió un mensaje de texto para interceder a favor del empresario, quien aspiraba a ganar un contrato para desarrollar obras en el cantón de Mora.

Un día antes, el propio Bolaños le envió varios mensajes a la jerarca para hablarle de supuestas irregularidades en el proceso de licitación en el que él concursaba.

Luego de que le reclamara, Víquez se disculpó con Rosales y reconoció que había “caído en el juego”, de Bolaños.

La Auditoría Interna de la CNE denunció a Víquez ante la Procuraduría de la Ética, la cual al final desestimó la queja porque no se consumó el tráfico de influencias que alegaba la Comisión.

Las "presiones indebidas" de Bolaños sobre Rosales motivaron que Laura Chinchilla, entonces presidenta de la República, pidiera a la DIS elaborar un informe sobre Bolaños, según confirmó la exmandataria en su cuenta de Twitter el 24 de octubre.