Obras para reparar daño ambiental en caños de Portillos van de lunes a lunes

Por: Aarón Sequeira 5 abril, 2015
El Minae cuenta con apoyo de la Policía de Fronteras en la extracción del material, a 11 kilómetros de la isla Portillos, para rellenar el caño de 300 metros de largo hecho por Nicaragua. | ALONSO TENORIO.
El Minae cuenta con apoyo de la Policía de Fronteras en la extracción del material, a 11 kilómetros de la isla Portillos, para rellenar el caño de 300 metros de largo hecho por Nicaragua. | ALONSO TENORIO.

La Dirección de Inteligencia y Seguridad Nacional (DIS) repara, desde el miércoles, los equipos de monitoreo y comunicación colocados sobre la isla Calero y la isla Portillos, en el extremo norte de la provincia de Limón, en la zona fronteriza.

El director de esa entidad, Mariano Figueres, explicó que se trata del mantenimiento conjunto que la Fuerza Pública y la DIS realizan sobre el equipo colocado en la zona.

“En realidad, las condiciones del área, en cuanto al clima –la rayería, por ejemplo–, nos imponen un nivel de mantenimiento muy alto”, dijo Figueres.

Precisamente, la DIS mantiene personal que entra y sale de la isla Portillos para reparar el equipo necesario para el monitoreo constante, La información llega directamente a la Casa Presidencial, sede de la Dirección de Inteligencia, y a la Fuerza Pública.

Entre los equipos que llegaron desde el miércoles al puesto de Aguadulce había cámaras y equipo de la marca Huawei, para cambiar la tecnología actual.

Allí se coordina, desde el lunes, el cierre del caño abierto por Nicaragua en el 2012.

“Lo que más se nos daña en la zona son cámaras y enlaces. Son equipos delicados, y las condiciones en la zona son rudas”, comentó el jefe de la DIS.

Pese a la cercanía de las obras que realiza el personal del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) en la isla Portillos, vulnerada por Nicaragua desde el 2010, Figueres informó de que el personal militar cercano se ha mantenido respetuoso de los trabajos.

“Ellos han mantenido observación constante sobre los trabajos, pero han sido respetuosos de la directriz de la Corte Internacional: no han interferido. Todo está muy tranquilo”, explicó.

De lunes a lunes. La directora del Área de Conservación Tortuguero (ACTo), Laura Rivera, explicó que las labores de relleno del caño de 300 metros se realizan de lunes a lunes, con personal del Minae y apoyo logístico de la Policía de Fronteras.

El canal se rellena con arena extraída a 11 kilómetros del lugar y se traslada por vía aérea en sacos mediante un helicóptero civil que puede transportar 900 kilogramos.

Rivera añadió que los trabajos destinados a la construcción de un dique se realizan a la mitad del caño. Se lo rellena también con material sedimentario de origen marino y de río, para lo cual laboran 60 funcionarios por turnos.

Aunque los funcionarios notan constantemente la presencia del personal militar nicaragüense, observando desde el otro lado del río San Juan, no hay reportes de problemas en la zona.