Jefe del PAC pide a alianza asumir una agenda ética que guíe sus funciones

Por: Aarón Sequeira 6 mayo, 2015

Cinco días le tomó a la oposición hacer público el acuerdo que unió a seis partidos políticos y les permitió hacerse con el control del Directorio de la Asamblea Legislativa.

Con ese documento, el bloque opositor deja claro que evitará comprometerse con proyectos de ley concretos y, más bien, buscará definir, en el camino, cuál es la vía para resolver necesidades de legislación.

Según el presidente del Directorio, el socialcristiano Rafael Ortiz, se trata de un marco de cinco objetivos, que les facilitará avanzar en el gobierno de la Asamblea.

El primer punto acordado se refiere a la generación de empleos; el segundo, a la búsqueda de la eficiencia en el Congreso; el tercero, a cómo mejorar la calidad de vida de los costarricenses; el cuarto se refiere a la racionalización del gasto público y el quinto se centra en la modernización del Estado.

Para el jefe de la fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Johnny Leiva, el bloque necesitaba primero ponerse de acuerdo en los grandes problemas nacionales, para luego ver cómo se puede solucionar cada uno.

Los diputados reconocieron que, por cada tema, puede haber más de dos proyectos de ley propuestos y que el trabajo de sintetización de las propuestas todavía no comienza.

Ñh | RAFAEL PACHECO.
Ñh | RAFAEL PACHECO.

“Esto es para fijar una dirección, con objetivos claros. En el Congreso se pueden encontrar más de 1.000 proyectos; pero con un norte claro no se pierde el rumbo”, dijo Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana.

Ante esta posición, el jefe de la bancada del Partido Acción Ciudadana (PAC), Marco Redondo, solicitó al bloque opositor un compromiso con la “agenda ética”, que incluya el cierre del cafetín del plenario, limitar gastos en comida, vehículos y viajes.

Plan general. En el objetivo de empleo, los opositores hablan de impulso a planes de infraestructura en general, reformas educativas, simplificación de trámites y la promoción de energía renovable.

Para hacer eficiente el Congreso, prometen eliminarle funciones administrativas al Directorio, reducir gastos y viajes de diputados, así como poner plazos de votación a los proyectos.

En su documento, la oposición habla de mejorar la articulación de la ayuda social estatal, negarse a discutir y aprobar nuevos impuestos, así como fijarle reglas fiscales al Ejecutivo.

Finalmente, en cuanto a reforma del Estado, el bloque habla de iniciativas para “perfeccionar” la rendición de cuentas.

Todo esto, sin establecer cuáles iniciativas se tramitarán en cada uno de estos temas.

Los cristianos Gonzalo Ramírez, de Renovación Costarricense, y Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional, adujeron que temas como las posiciones partidarias sobre fecundación in vitro y matrimonio gay quedaron fuera de la agenda, pues las fracciones evangélicas prefirieron “poner por encima los intereses del país” y no las agendas partidarias.