Exdiputado Francisco Molina recibió dinero en cuenta de sociedad de familiares

Por: Esteban Mata Blanco, Esteban Oviedo, Armando González R. 11 agosto
El director del BCR, Francisco Molina, insiste en que no había ninguna razón para que CRHoy le girara más de ¢4,5 millones.
El director del BCR, Francisco Molina, insiste en que no había ninguna razón para que CRHoy le girara más de ¢4,5 millones.

El exdiputado del PAC, Francisco Molina, miembro de la Junta Directiva del Banco de Costa Rica (BCR), incurre en contradicciones al explicar por qué recibió un depósito de ¢4,5 millones desde Crhoy, S. A., el 5 de julio, en una cuenta bancaria en ese banco.

Primero, Molina exigió una investigación al más alto nivel alegando que era víctima de un montaje y, solo horas después, dijo saber qué había pasado pues todo obedecía a una "pulga en el sistema", que causó la duplicación de un depósito parecido realizado en el 2011, con ocasión del pago de una remodelación.

No obstante, una investigación interna del BCR descartó esa hipótesis porque en aquella época no existía el número de cuenta IBAN, que ahora se solicita para hacer transferencias entre bancos.

El dinero entró a la cuenta de una sociedad llamada Grupo Vayco S.A., que está a nombre del hermano de Molina, su madre y su hermana, pero de la cual él es apoderado.

En declaraciones a La Nación, el exdiputado del PAC afirmó que se enteró del depósito girado a nombre de  Crhoy,  S. A. al ser contactado por teléfono el 6 de julio por un funcionario del banco BCT.

Según declaró, el funcionario le dijo que el BCT le hizo un traslado de ¢4,5 millones hacia la cuenta de Vayco S.A. en el BCR, y que el giro obedecía a un error, pues se trataba de la duplicación de un depósito similar que Crhoy le efectuó en diciembre del 2011.

Molina, abogado de profesión, afirmó que él usó esa sociedad para darle servicios de remodelación a un edificio a Crhoy en el 2011, a solicitud de Leonel Baruch, presidente tanto de Crhoy como de BCT.

Afirmó que conoció a Baruch en "cosas de política" cuando fue diputado de Acción Ciudadana (PAC) durante el periodo 2006-2010, en el que se discutió un proyecto para regular la bancos que tuvieran operaciones en el exterior, texto que Baruch proponía modificar.

De acuerdo con el relato de Molina, justo después de que lo llamó el funcionario del BCT, él comunicó el hecho al gerente del BCR, Mario Barrenechea. "Inmediatamente, yo corté la llamada y estaba a 30 segundos de la oficina de él. Entré a la oficina y aunque no estábamos en los mejores términos, como el que nada debe a nada le teme, le pedí a él la investigación", afirmó.

Molina, junto al directivo Alberto Raven, ha participado en cuestionamientos a la línea de crédito de más de $20 millones que el BCR otorgó a una empresa llamada Sinocem para la importación de cemento chino, al punto de que en la sesión del 14 de junio, el exlegislador puso en duda que el crédito sea recuperable. A causa de ese conflicto, sobre el cual ha informado profusamente crhoy.com, Barrenechea fue suspendido mientras se investiga la operación.

"Como no es normal que a la gente le depositen plata, lo normal es que a la gente le roben plata, pero no que le aparezca, mi primer acto fue denunciar esto. A mí nadie me ha denunciado, mi primer acto fue denunciar esto. Lo denuncié ante el banco mío, para hacer una investigación. Le pedí al BCT que hiciera una investigación y le mandé a decir a la Sugef (Superintendencia General de Entidades Financieras) que yo quería que investigaran esa transacción", dijo el exdiputado.

Sin embargo, Barrenechea declaró que el director llegó a su oficina, uno o dos días después de la fecha de la transferencia, con la versión de un montaje: "Él me dijo 'me acabo de dar cuenta de esto'. Llega a mi oficina visiblemente molesto y airado, y me dice que se le depositó una plata en una cuenta de él y que le parece que eso es un montaje, y que me solicita que haga de inmediato una investigación y que esa plata sea devuelta. Dice 'me acabo de dar cuenta de que un dinero sin explicación ingresó a mi cuenta'".

Barrenechea agregó que, de inmediato, ordenó una investigación confidencial, pero luego Molina le dijo haber descubierto que todo se trataba de un error.

"Tuve varias conversaciones con don Francisco (Molina), alrededor del mismo tema, en las siguientes horas y en los siguientes dos días. De hecho, en la segunda conversación, que ocurre el mismo día, no recuerdo exactamente cuánto tiempo después de la primera, pero no mucho tiempo después de la primera, viene y me dice que ya descubrió qué fue lo que pasó, y me dijo que fue un error del BCT".

"Él (Molina) me dice que descubrió que fue un error de BCT. Un simple error de cómputo, producto de una pulga en el sistema, no recuerdo exactamente", continuó el gerente.

No obstante, agregó Barrenechea, esa segunda versión no cambió la orden de investigación porque, por tratarse de un director bancario, era necesario disipar cualquier cuestionamiento: "No cambia nada de nada. La investigación que hay que hacer, independientemente de lo que él piense que ocurrió, tiene que ser una investigación objetiva, tiene que serlo".

Según la versión de Barrenechea, Molina llegó a decirle que el dinero había aparecido en la cuenta. Nada dijo de haber recibido la alerta mediante una llamada del BCT, que es la versión dada por Molina a este diario. Según el gerente, el exdiputado más bien dijo sospechar de un montaje, lo cual habría sido absurdo si la alerta la recibió del BCT, porque desde el primer instante le habrían dicho que se trataba de un error. Fue más tarde cuando, según Barrenechea, Molina llegó a decirle que él había llamado a BCT, donde le explicaron que todo era un error.

Molina alega que, luego de dar aviso a Barrenechea, solicitó más información al BCT sobre lo que había ocurrido, y le explicaron que se trataba de un pago duplicado por un error del sistema, pero esa información se la habrían brindado desde el principio, o es razonable pensar que él la habría solicitado, si hubiera sido el BCT el que alertó del error.

Molina también admitió, en entrevista con este diario, que entró en conflicto con el gerente Barrenechea y que incluso cuestionó a la jefa de seguridad del Banco, además de que el BCR generó un reporte de operación sospechosa por este depósito.

"Yo la cuestioné (a la jefa de Seguridad) porque Mario (Barrenechea) me dijo a mí que ya tenían el reporte más o menos hecho, que ella no me estaba creyendo, pero que no me lo podía poner por escrito. No me gustó que me dijera Mario eso, y yo le dije 'póngalo por escrito, si usted no me cree o le genera sospechas, escríbalo, porque es muy fácil amedrentar una persona'. Y ese día me molesté con Mario y se lo dije: 'Si ustedes tienen una sospecha, que lo pongan por escrito, pero no se vale que me venga a decir a mí, pero no me lo quiera poner por escrito, y ese día me molesté con Mario, y lo dije en Junta Directiva. Los sistemas son sistemas", alegó.

"Mario me dijo que no me iba a dar el informe, pero yo lo voy a pedir, porque es mi prestigio el que está detrás de esto. En un banco del tamaño nuestro, que en una cuenta entren tres o cuatro millones que vienen de otro banco del Sistema financiero, me imagino que eso ni se mueve (alertas), eso debe pasar todos los días a todas las horas. ¿A quién le pongo la denuncia? Al gerente del banco. Pude habérsela puesto al auditor, pero el auditor es empleado de la junta directiva. A mí me parece que Mario (sobre todo sabiendo que no está en buenos términos conmigo) es la persona que me puede hacer la revisión más exhaustiva y sé que me la hicieron", adujo.

No obstante, Barrenechea afirmó que los oficiales de cumplimiento del banco se hubieran dado cuenta de la transacción, sin ninguna duda, porque Molina es una persona con alta exposición política (PEP). "El es un director bancario y hay necesidad de cubrir a un director bancario de que eventualidades queden colgando en el aire", dijo.

Francisco Molina mostró una carta del 31 de julio de Álvaro Rojas Calderón, gerente comercial de Banca Electrónica del BCT, en el que dice que el error se produjo un sistema de su proveedor Infocorp y que Crhoy no realizó, ni aprobó, ni tuvo injerencia en la transacción, por lo que se le restituyó el dinero.

Además, mostró una nota de Infocorp del 22 de julio en la que dice que hubo un incidente en la aplicación de banca móvil del BCT liberada en febrero del 2017, lo que provocó duplicaciones para ocho clientes el 5 de julio.

BCR: difícil hipótesis

El BCR determinó que la cuenta de Vayco, de la cual Molina en efecto es apoderado y estaba autorizado para usarla, tenía un ingreso promedio mensual de ¢250.000 en un periodo de año y medio, proveniente de cuentas del propio Molina en el BCR.

Sobre la hipótesis de la duplicación de un giro del 9 de diciembre del 2011, se determinó que, en aquella época, para hacer transferencias entre bancos mediante el Sistema Nacional de Pagos Electrónicos (Sinpe) se usaban números de cuenta con 17 dígitos y, a partir de este año, se utilizan 21, pues se requiere el nuevo número de cuenta IBAN del cliente.

Por esa razón, el BCR no logró identificar una relación entre la transacción del 9 de diciembre del 2011 con la del 5 de julio del 2017. Esto descartó la hipótesis de una duplicación por error en la plataforma de transferencias.

Finalmente, el giro se revirtió pero al BCT, no a Crhoy, porque el mismo banco alegó que fue su error.

"El gerente del banco BCT lo que me explica es que, cuando los sistemas emigran, emigra todo el sistema, no es que hay que volver a registrar todas las cuentas de este país, los sistemas son inteligentes y, aunque las personas hacen transferencias Sinpe, todos van al IBAN, porque el sistema es inteligente y transforma la transferencia, eso es lo que a mí me explicaron, porque yo no soy experto en eso", alegó Molina.

El exdiputado insiste en que, aunque esto parezca "pegarse la lotería tres veces seguidas", eso fue lo que pasó.

"Cuando a mí me dicen que eso es una pulga: vea, yo compro lotería y no pego ni terminación, y esa cosa es como, no se de cuántos millones de transferencias desde el 2011 a hoy, y yo... vea, yo no tengo por qué no creerle a BCT, pero no puedo entender cómo en estos días, viniendo de BCT... ahí yo dije, no", dijo Molina.

Cuando el diputado Otto Guevara denunció este asunto, la directora de crhoy.com, Silvia Ulloa, hizo una publicación en la que afirmó que su medio no tiene nada que esconder.

Aventura empresarial efímera

Sobre el pago del 2011, Molina sostuvo que le hizo un servicio de remodelación eléctrica y de otras áreas del edificio de Crhoy, y que ese trabajo implicó un pago de ¢4,5 millones el 9 de diciembre del 2011.

Aseguró que, apenas ocho meses después de dejar su puesto como legislador del PAC, él y el exministro de Economía, Welmer Ramos, aportaron el capital para que la madre y un hermano del exdiputado inscribieran la sociedad Grupo Vayco, con tal de incursionar en el negocio de las remodelaciones de edificios.

Consultado sobre qué ingeniero utilizó para diseñar los trabajos eléctricos, en vista de que él es abogado, respondió que él contrató "gente que hacía las cosas de electricidad" y que "el cliente puso el ingeniero".

Actualmente, la sociedad está inactiva como patrono en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) e inscrita ante Hacienda como prestadora de servicios de estética.

¿Qué otros clientes tuvo? "Ahorita no recuerdo, alguna cooperativa que podría buscar, en Naranjo, en Pérez Zeledón, pero... después yo decidí salir de ese ámbito, porque es un dolor de cabeza estar en el área de la remodelación", dijo.

"Actualmente, mi exmujer la usa (la sociedad) en una estética que ella tiene. En esa época no. En su época, nunca fue una estética, de eso puede tener apenas año y medio de usarse como estética. Esa sociedad se constituyó porque yo venía saliendo de la Asamblea Legislativa, y uno tiene que trabajar, y yo tenía interés porque es un campo que siempre me ha gustado, pero, había que contratar gente. En otro tiempo yo tenía una empresa que daba servicio de limpieza en alturas y una serie de cosas, y es un trabajo que a mí me gusta”, acotó Molina.

Sobre su relación con Baruch, enfatizó que siendo diputado habló con todos los banqueros del país para aprobar el proyecto conocido como peaje bancario. Al texto de supervisión bancaria el PAC le presentó mociones redactadas por Baruch en el segundo semestre del 2010, cuando ya él había salido de la Asamblea. Sostuvo que lo conoció en su paso por el Congreso.

"Si quieren vincular proyectos de ley con un trabajo, se lo voy a decir: no, no tiene absolutamente nada que ver", declaró.

Diputados piden a Sugef investigar

Tres diputados pidieron una investigación a la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

"Resulta extraño el hecho de que, tecnológicamente, en la actualidad se requiere para hacer cualquier transferencia bancaria, la cuenta IBAN del cliente para poder hacer la transferencia SINPE", dice la carta firmada Henry Mora y Laura Garro, del PAC; junto a Francisco Camacho, del Frente Amplio.

"La transferencia sucede cuando se filtró el acta de Junta Directiva del BCR al medio Crhoy, mediante sesión 23-17 del 14 de junio del 2017. El tema público que ha estallado en dicho medio digital es el llamado 'cementazo'".

"La transferencia bancaria sucede cuando se dio a conocer por parte del medio digital Crhoy un audio, en el cual supuestamente figura en la conversación el señor Guillermo Quesada Oviedo, funcionario actual del BCR y Juan Carlos Bolaños, representante de la empresa Sinocem Costa Rica. Este audio fue discutido en el seno de la Junta Directiva del BCR mediante sesión 23-17 del 14 de junio del 2017. Esto generó una crisis mediática en perjuicio de una operación de más de $20 millones, con el riesgo sistémico que esa acción representa, debido a que la empresa Sinocem S. A. posee créditos activos en otros bancos del Sistema Bancario Nacional", dicen los diputados.

"Los hechos descritos, constituyen de ser ciertos una gran gravedad, por lo que se solicita se valore por parte de la SUGEF si los mismos constituyen un incumplimiento a la normativa de SUGEF y, de ser así, si el incumplimiento de dicha normativa conlleva la destitución del señor Francisco Molina Gamboa como director bancario del BCR" agregan.