Diputado usa su oficina para vincular y disolver parejas, y cobra por ello

Por: Aarón Sequeira 12 agosto, 2013

La Dirección Nacional de Notariado abrió una investigación contra el diputado de Renovación Costarricense, Justo Orozco, por casar y divorciar personas en su oficina de la Asamblea Legislativa.

La información trascendió desde la noche de este domingo, cuando Telenoticias anunció una serie de reportajes sobre las prácticas notariales del congresista.

Melvin Rojas, director general de Notariado, afirmó que ante la información solicitó una investigación al fiscal de la entidad y dijo que esta puede tomar varios días.

Rojas anunció que extenderá la investigación a todos los legisladores que sean notarios, para determinar si están ejerciendo la profesión como lo establece la ley.

Esta mañana, el diputado Justo Orozco aceptó que, desde el inicio de su gestión en la Asamblea Legislativa, hace matrimonios y divorcios durante los recesos del plenario (que sesiona entre 3 p. m. y 6 p. m.) y sus tiempos libres como congresista, entre otros almuerzos y por la noche.

En sus tiempos
En sus tiempos "libres" en el plenario de la Asamblea Legislativa, el diputado Justo Orozco lee la Biblia. A veces, también, va a su oficina y casa gente, o las divorcia.

"Si luego de una investigación se determinan irregularidades administrativas, las vemos nosotros. Si hay responsabilidades judiciales, se envían a la Corte", añadió el director nacional de Notariado.

Orozco aseguró esta mañana que él subvenciona a quienes casa en la Asamblea porque es una actividad "de bien social".

Sin embargo, según las tarifas establecidas en el decreto ejecutivo 36.562-JP, el costo mínimo para hacer un matrimonio es de ¢100.000, al igual que el divorcio por mutuo consentimiento.

En el caso de divorcios en que medien gananciales se aplica el 50% de la tarifa general, calculado sobre el valor real de los bienes, y un mínimo de ¢150.000 por honorarios.

El legislador explicó que en muchos casos no les cobra a sus clientes la tarifa completa, pero añadió que hay un mínimo al que le obliga la ley.

Orozco prefirió no definir el número exacto de matrimonios y divorcios que ha realizado en su oficina.