Inquietos con dudas sobre la ley para nueva carretera a San Ramón

Por: Aarón Sequeira 23 junio, 2015
El Congreso tramita un proyecto de ley para ampliar la autopista Florencio del Castillo a seis carriles, mediante fideicomiso. | ALBERT MARÍN.
El Congreso tramita un proyecto de ley para ampliar la autopista Florencio del Castillo a seis carriles, mediante fideicomiso. | ALBERT MARÍN.

Las dudas sobre la figura del fideicomiso autorizada en la Ley N.° 9.292, para la construcción del corredor vial entre San José y San Ramón, provocan que los diputados reconsideren utilizar ese mismo modelo para la carretera hacia Cartago.

Así lo reconocieron varios legisladores, quienes también conocían las objeciones del Banco Nacional para asumir, como fiduciario, la administración de la ruta a San Ramón.

“Eso le genera bulla al mecanismo del fideicomiso que se estudia para la carretera a Cartago, porque en la Asamblea Legislativa puede ser muy fácil plantear la herramienta, pero a la hora de la práctica no”, declaró Franklin Corella, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

La propuesta sobre la vía a Cartago se tramita en el expediente legislativo 19.280, y plantea la ampliación de la autopista Florencio del Castillo a seis carriles, así como la construcción del tramo final, entre Curridabat y la rotonda de las Garantías Sociales, en Zapote.

La principal duda sobre la figura aprobada para la ruta a San Ramón tiene que ver con la responsabilidad del fiduciario de hacer los diseños, así como los estudios técnicos y financieros, pues ello ocasiona que se desconozca de entrada el costo total de la obra vial.

Para Mario Redondo, diputado cartaginés de la Alianza Demócrata Cristiana (ADC), el Estado debe fortalecer las destrezas institucionales en el uso de la figura del fideicomiso.

Además, el diputado aseguró que él ya conocía la renuencia del Banco Nacional a asumir la administración del fideicomiso de la vía a San Ramón, luego de una conversación con el presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), Olivier Castro.

No solo Redondo considera que se le deben plantear mociones al proyecto de ley, sino también el jefe de la fracción del PAC, Marco Redondo, quien cree que se debe reconsiderar la herramienta tal como fue aprobada.

“Por esa razón (las dudas sobre la vía ramonense) queremos atender a los técnicos”, dijo el jefe de los diputados oficialistas.

Esa reunión con las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) será hoy, en la Comisión sobre Asuntos de Cartago del Congreso.

Ligia Fallas, del Frente Amplio, también lamentó que la herramienta pensada para la vía hacia occidente dé problemas, y reclamó que la “ley salga sin definir nada, no solo por las dudas del Banco Nacional, sino también porque (la constructora brasileña) OAS hablaba de cobrar ¢4.000 de peaje y ahora se habla de ¢3.500 para arriba, sería lo mismo”.

Hermetismo. Michael Arce, diputado del Partido Liberación Nacional (PLN), le achaca la responsabilidad sobre la Ley N.° 9.292 al Gobierno pues dijo que después de la aprobación legislativa, el Poder Ejecutivo no ha dicho cómo la puso en vigencia.

“Ha habido mucho hermetismo de parte del Gobierno. (...) Si fueran abiertos, sabríamos si hay problemas operativos o ejecutivos en la ley”, dijo Arce.

El socialcristiano Rafael Ortiz cree que el principal riesgo que preocupa a los bancos es la inversión inicial que permita a una entidad interesada pagar los gastos de diseño y estudios.

“Hay que revisar la figura, para tomar la mejor decisión y que eso no vaya a complicar la obra; resolver el tema del riesgo inicial”, aseguró el diputado.