Condonación de deudas con el Inder permitirá a cooperativa librarse de ¢3.000 millones en solo seis años

Por: Aarón Sequeira 31 octubre, 2016
De los 50 diputados presentes en el plenario, 47 votaron a favor de la condonación millonaria. Tres votaron en contra.
De los 50 diputados presentes en el plenario, 47 votaron a favor de la condonación millonaria. Tres votaron en contra.

Una cooperativa a la que el Estado ya le había perdonado una deuda de ¢2.300 millones, por dinero público que le había prestado, ahora podrá librarse de otros ¢722 millones.

En solo seis años, gracias a este segundo plan de salvamento, la Cooperativa de Producción Agropecuaria Industrial y de Servicios Múltiples del Sur (Surcoop) se librará de pagar más de ¢3.000 al erario público.

Así lo acordaron 47 diputados la tarde de este lunes al aprobar, en primer debate, una condonación de las deudas que personas y empresas privadas adquirieron con el Instituto de Desarrollo Rural (Inder) antes del 31 de diciembre del 2005.

La iniciativa legal (expediente 18.875) condonará el total de lo adeudado a quienes deban hasta ¢6 millones al Inder y un 50% a quienes tengan obligaciones superiores a ese monto.

Se beneficiarán más de 4.200 deudores, entre personas y sociedades cooperativas.

Es así como Surcoop, que hoy acumula deudas por ¢1.433 millones con el Inder, podrá ahorrarse ¢722 millones.

Según el sistema de consultas de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), actualmente la cooperativa agrícola también le debe ¢351 millones a esa institución y ¢165 al Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf). En ambos casos está en cobro judicial.

En el 2010, a Surcoop se le había eximido de pagar ¢2.300 millones por fondos que le había prestado el desaparecido programa de Reconversión Productiva, cuya cartera fue trasladada al Sistema Nacional de Banca para el Desarrollo (SBD).

El Estado le había dado crédito por ¢2.250 millones y le regaló otros ¢870 millones. Le consiguió las tierras, le financió la compra de maquinaria e insumos necesarios para la producción agrícola y le otorgó condiciones favorables para pagar.

Sin embargo, la cooperativa anunció la quiebra, alegando que las cosechas se perdieron por efectos climatológicos y por plagas, además de que fue víctima de la crisis financiera del 2008.

El primer perdón de deudas fue promovido, en el 2010, por Liberación Nacional (PLN), argumentando que la mayoría de las deudas del Inder eran incobrables y que los deudores eran pequeños agricultores, cuyos proyectos habían fracasado.

Este segundo plan, aprobado hoy, fue presentado en el 2013 por el otrora legislador y actual asesor de la Unidad Social Cristiana (PUSC) Wálter Céspedes, quien fue presidente del Inder en el 2003, año en que Surcoop asumió unos ¢700 millones en préstamos por 1.100 hectáreas, en Palmar y Piedras Blancas de Osa.

El plan tuvo tres votos en contra: el de Ottón Solís, del PAC; y los de Otto Guevara y Natalia Díaz, del Movimiento Libertario.

Las instalaciones centrales de Surcoop están en Palmar de Osa. La cooperativa alega que necesita del apoyo del Estado, mediante la condonación de préstamos de instituciones públicas, para estabilizar su operación. | ALFONSO QUESADA
Las instalaciones centrales de Surcoop están en Palmar de Osa. La cooperativa alega que necesita del apoyo del Estado, mediante la condonación de préstamos de instituciones públicas, para estabilizar su operación. | ALFONSO QUESADA

La reforma aprobada hoy, además, cobijaría a otros grandes deudores, como Coopetriunfo R. L. (debe ¢100 millones) y Cooprosur R. L. (¢37 millones), así como personas que deben ¢18 millones, ¢13 millones, ¢10 millones, entre otros.

La presión de los diputados para la aprobación fue creciendo conforme las barras contenían a un pequeño grupo de beneficiarios aplaudiendo o gritando para que se aprobara la condonación, pero se atrasó bastante por la discusión de la moción de vía rápida para el impuesto a sociedades, principalmente por la negativa del Partido Unidad Social Cristiana y del Movimiento Libertario a esa moción.

El año pasado, el presidente de Surcoop, Gregorio López, declaró: "De parte de nosotros, como organización, no hay maldad, no hay derroche de dinero; no nos hemos robado ni un cinco (...). Lo que pasa es que no podemos salir adelante porque, en las condiciones actuales, nadie nos presta dinero para un nuevo proyecto".

Pese a la aprobación, los diputados esperan que las grandes deudas no puedan perdonarse tan fácil, pues se introdujo una norma en el proyecto que les exige a los beneficiarios la presentación de los estados financieros, para verificar que se merecen el perdón.

Según Laura Garro, jefa de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), queda en manos de la junta directiva del Inder la decisión final de condonar o no.

El vocero del PUSC, Gerardo Vargas Rojas, enfatizó en que lo aprobado es una autorización al Inder y no una condonación directa.

"Se autoriza al Inder para que haga los estudios correspondientes y se determine que merece la condonación. Es una autorización al Inder. Yo conozco un poco la historia de Surcoop y el Inder deberá tomar la decisión conforme los estudios técnicos, sin medir criterios políticos o de conveniencia", manifestó Vargas.

Surcoop se podría beneficiar de una tercera condonación por ¢1.300 millones más, pues el consorcio también figura entre los beneficiarios de un tercer plan de condonación con la Banca para el Desarrollo, de los créditos que no cubrió el plan que impulsó el PLN en el 2010.

Ese proyecto fue redactado, en el 2012, por los entonces diputados Carmen Granados y Jorge Gamboa, de Acción Ciudadana (PAC); el socialcristiano Wálter Céspedes y Mireya Zamora, del Movimiento Libertario.

"Todo queda a juicio del Inder, porque se establece que previamente deben presentar los estados financieros que justifiquen la razón de esa condonación, para ver si procede o no. Fue una condición que puso la propia junta directiva del Instituto, porque son ellos los que pueden controlar eso", explicó el jefe de la fracción del Frente Amplio, Edgardo Araya.

Principales deudores (montos en millones de colones):

-Surcoop R. L.: 1.443

-Coopetriunfo R. L.: 100

-Cooprosur R. L.: 37

-Carlos Chavarría Araya: 18,9

-Asociación La Legua Alfaro Ruiz: 14,7

-Marcos Carrillo Navarro: 14,6

-José Luis Barahona Araya: 14,5

-Agrotécnicos de Bataan R. L.: 13,9

-Roberto Rodríguez Alvarado: 13,6

-Juan Barahona Araya: 13,5

-Francisco Villalobos Ugalde : 13,4

-León López Alpízar: 13,2

-José Ant. Elizondo Arce: 13,2

-Óscar Rojas Lobo: 13,2

-Jorge Fco. Carballo Blanco: 12,7

-Juan Cortés Mejías: 12,5

-Gumersindo Carrillo Cortés: 12

-Carlos Pereira Martínez: 11,7

-Gonzalo Torres Fonseca: 11,3

-Asociación Evenezer de Moracia: 11,1

-Daniel Calderón Carrillo: 10,9

-Álvaro Orozco Torres: 10,9

-Luis Mejía Serrano: 10,7

-Marvin Mora Chavarría: 10,1

Fuente: Inder

Etiquetado como: