Por: Natasha Cambronero 23 mayo, 2016
La sesión se suspendió, como se preveía, a las 9:05 a. m.
La sesión se suspendió, como se preveía, a las 9:05 a. m.

El plenario legislativo aprobó por unanimidad, la tarde de este lunes, la creación de una comisión especial que se encargue de estudiar las repercusiones que tuvo en el país la investigación internacional conocida como los Panama Papers.

La intención es que, en seno del Congreso, se detecten los mecanismos que en la actualidad se utilizan para eludir o evadir el pago de impuestos, al tiempo que se impulsarían las reformas necesarias para cerrar los posibles vacíos legales.

Así consta en el texto de la moción, la cual contó con los votos de los 38 diputados que estuvieron presentes en la sesión de este lunes.

A principios de abril, el Semanario Universidad y ameliarueda.com revelaron la filtración masiva de archivos del bufete panameño Mossack Fonseca, por parte del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

En la publicación del diario universitario, se expone la creación de sociedades anónimas por parte de empresarios y políticos costarricenses en destinos catalogados como paraísos fiscales.

"Era una necesidad ética el poder crear esta comisión que, al final y al cabo, va a hacer un conjunto de recomendaciones para cerrar los portillos que en materia legal puedan estar originando situaciones como las denunciadas por la prensa a través de los Panamá Papers y el bufete Mosark Fonseca", dijo Víctor Morales Zapata, diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Con él coincide el jefe de la fracción de Unidad Social Cristiana (PUSC), Gerardo Vargas Rojas: "Creo que no sólo se debe determinar la verdad real de los hechos, sino también tomar las medidas que se consideren pertinentes para prevenir la defraudación fiscal, si es que se dio mediante este mecanismo".

La comisión especial debe conformarse en los próximos cuatro días hábiles. Estará integrada por nueve legisladores: tres de Liberación Nacional (PLN), dos del PAC y uno del Frente Amplio y uno del PUSC.

Las otras dos vacantes deben ser ocupadas por diputados del resto de fracciones minoritarias y la independiente Carmen Quesada.

Esa comisión estaría recibiendo a una serie de expertos del Ministerio de Hacienda, del Ministerio Público, de la Contraloría General de la República y de la Procuraduría General de la República para detectar los vacios y sus posibles soluciones.

También se llamará a audiencia a expertos universitarios, colegios profesionales y organismos multilaterales que hayan estudiado la situación fiscal del país.

La comisión debera "brindar un informe a la Asamblea Legislativa sobre los mecanismos y prácticas utilizadas para evadir y eludir el pago de tributos". Ese informe debe incluir, además, las recomendaciones sobre posibles reformas legales para "eliminar deficiencias, vacíos y omisiones de la actual legislación costarricense", así como posibles sanciones".