Informes están en el expediente, pero el ente contralor dice que no se acataron

Por: Aarón Sequeira 20 febrero, 2015
El préstamo chino, por $395 millones, se emplearía en ampliar la ruta a Limón a cuatro carriles, en un tramo de 107 kilómetros. | RAFAEL MURILLO.
El préstamo chino, por $395 millones, se emplearía en ampliar la ruta a Limón a cuatro carriles, en un tramo de 107 kilómetros. | RAFAEL MURILLO.

Los jefes de las fracciones legislativas desconocen el contenido de dos informes de la Contraloría General de la República sobre los riesgos del préstamo chino, para la ampliación de la carretera a Limón (ruta 32).

Así lo reconocieron ayer, tras reunirse con la contralora de la República, Marta Acosta, quien advirtió sobre la existencia de dos estudios en torno al crédito chino, que constan en el expediente del proyecto de ley.

Acosta recordó que en esos documentos, la Contraloría advirtió de que el Gobierno debía asegurarse de la idoneidad jurídica, técnica y financiera de la empresa escogida para ampliar la vía a Limón.

Se trata de la firma China Harbour Engineering Company (CHEC), seleccionada directamente para extender, a cuatro carriles, los 107 kilómetros de ruta entre el cruce hacia Río Frío (Sarapiquí) y la ciudad de Limón, con un financiamiento por $395 millones.

“La administración también debió cerciorarse de la razonabilidad de los precios, del proyecto técnico como tal y que este crédito, como se genera en un convenio internacional, suponemos que cumplía con nuestra legislación en materia de contratación”, manifestó Acosta.

Además, en ambos informes, la Contraloría sugiere a los legisladores solicitar la documentación necesaria al Gobierno, para determinar que los riesgos del crédito fueran subsanados.

Aunque los análisis están en el expediente legislativo del financiamiento con China, el ente contralor considera que sus recomendaciones no se acataron.

Preocupados. Los más preocupados por la alerta de la contralora fueron el jefe del Frente Amplio, Gerardo Vargas, y el de la Unidad Social Cristiana, Rafael Ortiz.

Incluso, Vargas le pidió a Acosta que le envíe, el lunes, un técnico a su bancada, para entender las implicaciones de aprobar el préstamo, tal y como está.

El frenteamplista insistió en que ninguno de los jefes legislativos presentes en la reunión conocía los informes, pero apuntó que el Congreso está contra el tiempo para avalar el fondo.

Esto porque el plazo que dio el Gobierno chino para aprobar los recursos vence el 28 de febrero.

El jefe del Partido Liberación Nacional (PLN), Juan Luis Jiménez, expresó que los actuales diputados no precisan conocer esos informes, tramitados por los anteriores congresistas.

“Es irresponsable de parte de la señora contralora venir, a 48 horas de que se apruebe ese proyecto, a darnos en tres minutos una opinión negativa sobre el proyecto, cuando tuvo nueve meses para indicarnos eso”, comentó el liberacionista.

El acuerdo de los congresistas es votar el próximo lunes el préstamo, en su trámite de primer debate. El segundo debate se realizaría el siguiente miércoles.

Ortiz externó su preocupación y anunció que el lunes analizarán el asunto, mientras que Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana, comentó que a pesar del riesgo, “lo menos malo es aprobarlo”.