Por: Natasha Cambronero 26 mayo, 2015
En Marruecos, la homosexualidad está explícitamente prohibida en el Código Penal.
En Marruecos, la homosexualidad está explícitamente prohibida en el Código Penal.

La Comisión de Asuntos Jurídicos del Congreso aprobó este martes un texto sustitutivo para legalizar las uniones civiles entre homosexuales, mediante una figura llamada sociedades de convivencia, evitando las semejanzas con el Código de Familia.

Este nuevo proyecto establece que las disputas entre parejas gais deben resolverse en el Juzgado Civil de Menor Cuantía y no en el Juzgado de Familia, como establecía el texto anterior.

Otro de los cambios consiste en que las sociedades se inscribirían ante un notario en lugar de un juez.

"La intención es que no se asemeje al matrimonio, que no exista una ceremonia ni nada de eso, sino que sea igual que cuando se firma una escritura, no se necesitan testigos", declaró el diputado del Frente Amplio, Edgardo Araya.

El legislador explicó que se excluyó todo aquello que se pueda interpretar como una legalización del matrimonio entre parejas gais, ante la férrea oposición de los diputados evangélicos.

Según Araya, la intención es hacer viable el proyecto y evitar la oposición del bloque evangélico integrado por Renovación Costarricense, Restauración Nacional, Alianza Democrata Cristiana y Accesibilidad Sin Exclusión (PASE).

"Ese texto sustitutivo incorpora algunas observaciones que han hecho los diputados evangélicos, un poco midiendo si es cierto que este es otro tipo de diputado, de otro linaje, que aquí no vienen a estorbar por estorbar, sino realmente a discutir y dejar sus puntos de vista (...). Yo quisiera otra cosa y el Frente Amplio quisiera algo más igualitario, pero es lo medio posible de ir sacando", afirmó el frenteamplista.

El diputado del Partido Liberación Nacional (PLN), Antonio Álvarez, coincide con Araya y agregó que, con el nuevo texto, no se pierde el espíritu del proyecto, que es garantizar derechos patrimoniales a las parejas del mismo sexo.

"Este proyecto aliviana la relación de sociedades de convivencia y el Código de Familia, yo diría que esto es lo que este proyecto tiene, lo desvincula más de lo que estaba en el pasado para evitar más reacción de los grupos que lo adversan pero mantiene los principios y la figura de sociedades de convivencia", dijo el liberacionista.

Si bien los diputados ahora debaten en base a otro texto, todavía tienen que conocer unas 1.300 mociones que dejó el ahora exdiputado de Restauración Nacional, Carlos Avendaño.

Para agilizar el trámite, se aprobó una moción para dispensar de lectura esas mociones, pero se deberán leer cuando esté presente Óscar López, del PASE.