Intención del Directorio Legislativo es que iniciativa sea votada en menos de un mes

Por: Gerardo Ruiz R. 1 abril, 2014
Los diputados afirman que las actuales instalaciones del Congreso no garantizan la seguridad física de ellos y de los empleados legislativos en caso de siniestro, por lo cual consideran urgente la construcción de un nuevo edificio.
Los diputados afirman que las actuales instalaciones del Congreso no garantizan la seguridad física de ellos y de los empleados legislativos en caso de siniestro, por lo cual consideran urgente la construcción de un nuevo edificio.

San José

Los diputados impulsarán la aprobación de un proyecto de ley que les ayude a sortear las trabas que impone el Centro de Conservación del Patrimonio Histórico para construir su nuevo edificio, con un costo de $76 millones.

Luis Fernando Mendoza, presidente del Directorio Legislativo, indicó que el plan goza del apoyo de la mayoría de las fracciones legislativas y pretende reducir el ámbito de aplicación del régimen de patrimonio histórico nacional, para que pueda iniciar la construcción del nuevo edificio legislativo.

Mendoza agregó que las intenciones del Congreso son solicitar a Casa Presidencial que convoque el plan para su debate durante este periodo de sesiones extraordinarias con el fin de dispensarlo de todo trámite y someterlo a votación en menos de un mes, antes de que finalice, el 30 de abril, el periodo 2010-2014.

Según el Centro de Conservación de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura, el proyecto de construcción del inmueble legislativo carece de fundamento filosófico, no respeta el conjunto histórico de edificios que se encuentran en los alrededores del Parlamento, como el Museo Nacional, y amenaza los edificios patrimoniales de la Asamblea, como la Casa Rosada y el antiguo colegio de Sion.

“El nuevo edificio es una necesidad para que la Asamblea funcione ante las carencias de espacio que sufre en la actualidad. El proyecto de ley goza del apoyo de la mayoría de las jefaturas de fracción”, afirmó Luis Fernando Mendoza, quien lamentó la decisión del ministro de Cultura, Manuel Obregón, de respaldar los criterios de Patrimonio Histórico.

“Este es un día negro para la Asamblea y para el país, porque este proyecto del nuevo edificio fue planteado con toda seriedad y formalidad. La oficina de Patrimonio ha bloqueado este proyecto porque no se les tomó en cuenta desde el principio para el proyecto”, reclamó Antonio Ayales, director ejecutivo de la Asamblea.

Presidencia respalda a diputados. El ministro de la Presidencia, Carlos Ricardo Benavides, anunció que Casa Presidencial atenderá el llamado de los diputados y convocará el proyecto de ley para flexibilizar las normas de patrimonio histórico para rescatar la ejecución del proyecto.

Benavides afirmó que el Gobierno está al tanto de la necesidad de nuevos espacios que vive el Parlamento.

El jerarca rechazó que la decisión de apoyar a los legisladores vaya a causar fricciones entre Casa Presidencial y el Ministerio de Cultura.

"Don Manuel Obregón ha atendido el criterio técnico de sus subalternos. Él está amarrado por una serie de reglamentos y de leyes, pero si en sus manos estuviera, yo estoy seguro de que él apoyaría también la construcción del nuevo edificio de la Asamblea Legislativa", sostuvo el jerarca de la Presidencia.

El proyecto de ley que preparan los diputados se suma a otras acciones que ha impulsado la Asamblea Legislativa para agilizar la construcción de la nueva estructura, como la declaratoria de interés público de la obra. Esta se aprobó en el plenario por unanimidad en diciembre del 2013 para agilizar los trámites de gestión de permisos.

El diseño ganador presentado por el consorcio Nagel Arquitectos se escogió de entre 24 proyectos a principios del 2013.