Por: Álvaro Murillo 10 julio, 2015

Los diputados de la Comisión de Ambiente cerraron los portillos legislativos a un proyecto de ley de índole ambiental que, además, está en revisión para ser objeto de referendo nacional.

El diputado Abelino Esquivel cree que plan es inequitativo. | LN
El diputado Abelino Esquivel cree que plan es inequitativo. | LN

Por unanimidad, este jueves los legisladoress decidieron archivar la reforma al artículo 6 la Ley Orgánica del Ambiente, que pretendía obligar al Estado a consultar, con una asociación de campesinos de Sarapiquí, toda decisión en tema ambiental.

Sin embargo, esa misma iniciativa está en la última etapa del proceso ante el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) para ser consultada en el que habría sido el segundo referendo nacional en la historia del país.

La convocatoria a la consulta fue impulsada en el 2012 por 155.356 firmas presentadas por la Asociación de Campesinos Ambientalistas por el Pulmón del Mundo, con apoyo del entonces diputado Justo Orozco.

Esa solicitud sigue vigente a pesar de la decisión de los diputados, explicó Andrei Cambronero, letrado del TSE, donde los magistrados tendrán la decisión final de si convocan o no el referendo.

El legislador Abelino Esquivel, del Partido Renovación Costarricense (el mismo de Orozco) dijo que se rechazó el plan porque “ese grupo (de campesinos) no necesariamente representa el sentir de todo el país”.

Edgardo Araya, ambientalista y diputado del Frente Amplio coincidió: “El proyecto provocaría una violación al principio de igualdad, pues excluye a otras organizaciones que también protegen el ambiente”.