Por: Esteban Mata Blanco 29 octubre, 2015

Los diputados aprobaron esta tarde un plan de ley que con una bolsa de $13,5 millones, pretende rescatar a empresarios hoteleros asfixiados en deudas.

La propuesta, que se discutió bajo el expediente 19.650, recibió el primero de dos debates del proyecto "Ley de Reactivación de las Mipymes del Sector Turismo Costarricense".

La iniciativa, promovida por los diputados Nidia Jiménez y Marlene Madrigal Flores (PAC), Karla Prendas y Danny Hayling Carcache (PLN), José Francisco Camacho (FA), Luis Vásquez de la Unidad Social Cristiana (PUSC) y José Alberto Alfaro (ML) pretende beneficiar a micro y pequeñas empresas hoteleras y afines, afectadas por la crisis económica mundial del 2008 y 2009, que afectó el ingreso de turistas al país, lo que se reflejó en la falta de pago a los bancos.

La inciiativa promueve facilidades de pago de las deudas de los empresarios hoteleros a través de financiamiento mediante el Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD), que aporta $10 millones y por el Instituto Costarricense de Turismo, que sumará $3,5 millones como préstamo y no en calidad de donación.

El PUSC, el PASE, el PLN y el PAC votaron a favor de la reducción de los tiempos de trámite para proyectos de ley. En contra de la reforma al Reglamento legislativo estuvieron los ocho diputados del Frente Amplio presentes durante la votación, así como Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional y parte del Movimiento Libertario. | ANDRÉS ARCE.
El PUSC, el PASE, el PLN y el PAC votaron a favor de la reducción de los tiempos de trámite para proyectos de ley. En contra de la reforma al Reglamento legislativo estuvieron los ocho diputados del Frente Amplio presentes durante la votación, así como Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional y parte del Movimiento Libertario. | ANDRÉS ARCE.

La mayor parte de los empresarios beneficiados están ubicados en zonas rurales, con escasas opciones de trabajo "por ello, se hace necesario establecer un mecanismo para ayudarles, aminorando la carga financiera para promover la reactivación de sus empresas y con apoyo técnico y capacitación", concluyó Jiménez.

A criterio de Vásquez, "los empresarios turísticos han sufrido el remate de sus propiedades, generando la pérdida de sus patrimonios familiares, provocando una distorsión social, desempleo y la pérdida del encadenamiento que la industria genera".

Para el diputado liberacionista Olivier Jiménez Rojas “los encadenamientos productivos, empleo en las zonas afectadas podrán reactivarse”.

Los diputados Otto Guevara y Natalia Díaz votaron en contra del proyecto.