Se trata de recursos que administra el Banhvi para viviendas de interés social

 23 julio, 2014

El Congreso aprobó en primer debate el proyecto de ley que evita una reducción en los fondos para viviendas de bien social, que administra el Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi).

El bono diferido de vivienda para clase media es una modalidad del sistema financiero nacional, destinado a familias de clase media, cuyos ingresos ronden entre el ¢690.000 y ¢1.400.000. La meta es llegar al sector que no tiene acceso a otros bonos, porque no está en condición de pobreza, pero tampoco le alcanza para financiar una casa sin ayuda. | MARCELA BERTOZZI
El bono diferido de vivienda para clase media es una modalidad del sistema financiero nacional, destinado a familias de clase media, cuyos ingresos ronden entre el ¢690.000 y ¢1.400.000. La meta es llegar al sector que no tiene acceso a otros bonos, porque no está en condición de pobreza, pero tampoco le alcanza para financiar una casa sin ayuda. | MARCELA BERTOZZI

La reforma que contó con el visto bueno de las nueve bancadas legislativas amplía por 10 años más, el transitorio que establece que el monto del Fondo de Subsidios para Vivienda (Fosuvi), no debe ser inferior al asignado en 2009, más un incremento por costo de vida.

Esa iniciativa se aprobó el martes, luego de que los diputados aprobaran un día antes, una moción para dispensarla de trámites.

El Foro de Vivienda pidió a los legisladores tramitarla con urgencia, dado que el 31 de octubre se vence la vigencia del transitorio y con ello, se reducía del 33% al 18,07%, el porcentaje de los ingresos que Fodesaf puede transferir al Fosuvi.

Si la prorroga no se renueva, los ingresos para el Fosuvi en el 2014 disminuirían de ¢163.000 millones a ¢89.000 millones aproximadamente.