Por: Gerardo Ruiz R., Esteban Mata Blanco 26 junio, 2014

San José

Los diputados aprobaron en trámite de primer el proyecto de ley para reformar el Sistema de Banca para Desarrollo.

El plan fue aprobado por 44 de los 47 diputados presentes durante la sesión del plenario de este jueves. En contra votaron tres de los cuatro diputados del Movimiento Libertario presentes.

La iniciativa fue analizada durante el cuatrienio pasado por una comisión especial, pero los anteriores diputados no pudieron aprobarla debido a la cantidad de mociones que frenaban el proyecto.

Los 47 diputados presentes en el plenario aprobaron, esta tarde, una ley para recortar sus aumentos anuales. Foto: Luis Navarro.
Los 47 diputados presentes en el plenario aprobaron, esta tarde, una ley para recortar sus aumentos anuales. Foto: Luis Navarro.

Los jefes de fracción de las bancadas que asumieron labores el 1.° de mayo pasado lograron un acuerdo político que permitió la votación de la iniciativa en primer debate.

Ottón Solís, diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), explicó que la propuesta de ley busca crear un fondo de $500 millones para otorgar créditos con intereses subsidiados para aquellos pequeños y medianos emprendedores que carecen de garantías para optar por créditos de la banca comercial.

La propuesta, destacó el legislador, permitirá que reduzcan a la mitad las tasas de los préstamos en colones que giren los bancos a los pequeños empresarios con recursos provenientes del Sistema de Banca para Desarrollo.

En contra de la iniciativa habló el diputado Otto Guevara, jefe de fracción del Movimiento Libertario. Guevara advirtió que ahora será la Sala Constitucional la que se encargará de "ratificar" las inconstitucionalidades que, según él, tiene el texto del proyecto de ley.

"Uno de esos puntos que van contra la Constitución es la creación de un impuesto sobre el crédito que van a pagar todos los usuarios de préstamos del país", afirmó Guevara, quien achacó ese perjuicio a la creación de un tributo sobre los bancos de maletín (entes privados que no están domiciliados en Costa Rica), punto incluido en el proyecto de ley aprobado en primer debate.

Por su parte, el jefe de fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Rafael Ortiz, lamentó que el plan deba de ir un mes a consulta de constitucional, aunque resaltó que esa era la única forma de sacar avante la reforma ante la oposición que presentó el Movimiento Libertario.

Entre algunos de los contenidos del proyecto que causan polémica está la reducción de la penalización contra los bancos privados que no aporten recursos para el Sistema de Banca para Desarrollo.

Algunos diputados cuestionan también que el proyecto incrementa de ¢500 millones a ¢1.500 millones los gastos administrativos de la Secretaría Técnica del Sistema de Banca para Desarrollo.