Por: Mercedes Agüero 25 abril, 2014

Wálter Céspedes dejará la curul en el Congreso el jueves. | ARCHIVO
Wálter Céspedes dejará la curul en el Congreso el jueves. | ARCHIVO

El diputado socialcristiano Wálter Céspedes y el exministro de Agricultura Rodolfo Coto cuestionarán el lunes la resolución de la Contraloría General de la República (CGR) que los inhabilita para ocupar cargos públicos.

Ambos solicitarán al Tribunal Contencioso-Administrativo emitir una medida cautelar que suspenda de inmediato los efectos del fallo del órgano contralor.

También, entablarán un contencioso para ventilar y rebatir lo dispuesto por la CGR.

A Céspedes se le inhabilitó por seis años y a Coto por cinco años. Ambos fueron directivos del entonces Instituto de Desarrollo Agrario (IDA) en la administración de Abel Pacheco (2002-2006).

En ese periodo autorizaron titularizar tierras que, según la Contraloría General, eran patrimonio natural del Estado.

Los dos alegan que actuaron a derecho y amparados en un reglamento que normaba ese trámite.

El diputado rojiazul dijo que están analizando los alcances del fallo, pues si bien no aspira a ocupar cargos en el futuro gobierno, sí valora la posibilidad de asesorar a los diputados electos del Partido Unidad Social Cristiana.

“Nosotros interpretamos que la prohibición es solo para cuando el funcionario administra recursos públicos. Es entendible que si se va a una asesoría no está administrando bienes del Estado”, aseguró el legislador. Además, calificó de “inoportuna” y “hasta malintencionada” la resolución de la CGR.

Céspedes manifestó que ha presentado múltiples denuncias a la Contraloría sobre cuestionados manejos de recursos públicos y aún espera un pronunciamiento de esa institución.

Cuestionó que, en cambio, la entidad sí investiga un caso de hace una década, y sobre el cual ya había un sobreseimiento dictado por los tribunales de justicia a favor de los exdirectivos del IDA.

Entre tanto, Coto, retirado desde hace años del sector público, calificó de “adefesio jurídico” la decisión de la Contraloría.

“Me duele por los compañeros honestos que hoy aspiran a un cargo”, expresó el exministro.