Subjefa del PLN , Silvia Sánchez, evade hablar sobre caso de hermano contratado

Por: Esteban Mata Blanco 21 octubre, 2015
Tamara Marín, hija del diputado verdiblanco Juan Marín, debió renunciar al cargo que le consiguió su papá el 2 de setiembre. | DIANA MÉNDEZ
Tamara Marín, hija del diputado verdiblanco Juan Marín, debió renunciar al cargo que le consiguió su papá el 2 de setiembre. | DIANA MÉNDEZ

El nuevo código de ética del Partido Liberación Nacional (PLN) empezó a tener efecto entre los diputados de la agrupación con la renuncia de Tamara Marín, hija del diputado Juan Marín, quien se vio obligada a dejar el cargo de asesora que le consiguió su papá hace mes y medio.

La joven dejó el puesto antes de asistir a la Asamblea Nacional del PLN, la noche de este lunes, a sabiendas de que las nuevas reglas prohíben a sus legisladores y funcionarios nombrar a familiares en cargos públicos.

Esta afectación recae hasta el segundo grado de consanguinidad, por lo cual no se aplica a sobrinos, tíos, cuñados y otros familiares menos cercanos.

Esta situación les permitió a otros cuatro diputados verdiblancos mantener a sus familiares en el Congreso, entre esos la diputada Aracelly Segura, quien contrató a su sobrina Pamela Jarquín; el legislador Olivier Jiménez, que tiene a su sobrino Gustavo Viales como jefe de despacho, y el congresista Michael Arce, quien contrató a su primo Carlos Rodríguez como asesor.

En el caso de Marín, ella renunció a su plaza y este mismo martes su salida quedó registrada y aprobada por el Directorio legislativo, donde su papá se desempeña como secretario.

A criterio del jefe de fracción del PLN, Julio Rojas, la acción responde a la “coherencia” que busca el Partido en procura de renovar la imagen a partir de una bandera ética que en círculos políticos se compara con la del Partido Acción Ciudadana (PAC).

De hecho, el fundador del PAC, Ottón Solís, manifestó que le “alegra enormemente el que otros partidos estén apuntando hacia la ética”.

Lo está analizando. Pero hay otro caso de nombramiento de familiar directo que está todavía en discusión sobre si procede mantenerse o no.

Se trata del asesor Henry Sánchez, quien es hermano de la legisladora y subjefa de fracción verdiblanca Silvia Sánchez.

La diputada ramonense se negó a dar declaraciones este martes a La Nación sobre la situación en la que queda su hermano de cara al nuevo código ético.

Por medio de su vocero de prensa, Sánchez indicó que espera analizar la situación de su familiar con las autoridades del PLN, y evitó ser abordada por los medios de comunicación.

Otro caso de estudio es el de Lidier Vásquez, esposo de la diputada Karla Prendas, quien ocupa la segunda secretaría del Directorio legislativo.

Vásquez fue nombrado como asesor por el diputado Ronny Monge, quien sostiene que mantendrá al marido de su compañera dentro de su equipo pues alegó que le es de mucho apoyo en temas de infraestructura.

Monge declaró que hay políticos que utilizan el Código de Ética para mejorar su imagen.

“Yo no le puedo cortar la cabeza simplemente para que algunos que han sido cuestionados en el pasado ahora traten de limpiar el nombre”, dijo el verdiblanco, sin precisar a quién se refería.