Por: Aarón Sequeira 26 abril, 2013

El diputado independiente José Joaquín Porras aseguró que sus excompañeros de bancada Víctor Emilio Granados, Rita Chaves y Martín Monestel montaron una persecución política en su contra.

Las giras del legislador de Alajuela y otrora miembro del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), fueron objeto de una investigación por parte del Departamento de Asesoría Legal del Congreso.

Dicha pesquisa fue ordenada por el presidente legislativo, Víctor Emilio Granados, al conocer de incongruencias entre lo que el diputado Porras reportaba como destino de sus giras, y los destinos que realmente visitaba.

Según el legislador, sus excompañeros de fracción buscaron “enlodar” su nombre desde que él los acusó ante el Ministerio Público por el supuesto nombramiento irregular de asesores.

“Ellos han buscado un día sí y otro también enlodar mi nombre y tergiversar la realidad para hacer parecer verdades afirmaciones falsas y carentes de sustento”, aseguró el diputado en nota enviada por correo a La Nación.

La investigación de la Asesoría Legal reveló que la información reportada por los choferes asignados a Porras en las boletas era muy diferente a la registrada en los dispositivos de posicionamiento global que están colocados en cada uno de los vehículos legislativos.

Sin embargo, Porras alegó que el procedimiento que ordenó el directorio es contrario a los principios fundamentales del debido proceso.

“Lo adecuado era remitir a la instancia judicial correspondiente el caso (...) y no montar un show político”, alegó el diputado.

El directorio tomó la decisión, el miércoles pasado, de enviar el caso al Ministerio Público. Porras también aduce que no es él quien presentó los reportes sobre el uso de los automóviles.