Por: Aarón Sequeira 7 mayo, 2014
Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional. | FABIÁN HERNÁNDEZ.
Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional. | FABIÁN HERNÁNDEZ.

El diputado Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional, impulsa un proyecto de ley sobre libertad religiosa y de culto.

La plan, heredado de su antecesor en la curul, Carlos Avendaño (2010-2014), busca crear una definición jurídica para las iglesias (sean templos luteranos o evangélicos, sinagoga o mezquita) y establecer los derechos y deberes de este tipo de organizaciones.

Según Alvarado, en el proyecto se fijará una categoría laboral para los ministros de iglesias no católicas y se les fijará también una categoría mínima de salario.

“Entre los derechos se establece que estos ministros puedan hacer visitas a los hospitales, tal como hacen los capellanes”, indicó.

El legislador ya obtuvo la firma de otros siete jefes de fracción para crear una comisión especial que analice la iniciativa de ley.

El único que no apoyó el plan fue el jefe de la bancada del Frente Amplio, Gerardo Vargas, un exsacerdote católico. “Lo que le dije (a Fabricio Alvarado) es que debemos dirigir la discusión sobre la reforma para que el Estado sea laico”, explicó el frenteamplista.

El congresista de Restauración adelantó que la comisión especial tendría siete diputados.

Dijo que se excluiría al Frente Amplio, así como al oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC) pues, aunque firmó la moción para formar la comisión, no tiene afinidad de pensamiento con el plan, justificó Alvarado.