Grupo mayoritario de legisladoras choca contra otras que están en contra de la iniciativa

Por: Esteban Mata Blanco 14 junio
El diputado Marco Redondo (der.), del PAC, señala a Emilia Molina (centro) como una de las principales negociadoras de los acuerdos 'a espaldas' del resto de la fracción. Con ellos, Franklin Corella (izq.).
El diputado Marco Redondo (der.), del PAC, señala a Emilia Molina (centro) como una de las principales negociadoras de los acuerdos 'a espaldas' del resto de la fracción. Con ellos, Franklin Corella (izq.).

Una mayoría de las 21 diputadas del Congreso amenaza con paralizar el avance de mociones y proyectos de ley, si no se permite la votación de una iniciativa que pretende garantizar la paridad de mujeres en los principales puestos de las papeletas electorales.

La paridad horizontal permite que mujeres y hombres tengan la misma garantía de encabezar papeletas. Esto como medida para aumentar la posibilidad de que más mujeres accedan al poder.

La exjefa del Partido Acción Ciudadana (PAC), Emilia Molina, afirmó que no van a dejar que se vote nada más hasta que no se resuelva el plan de ley para garantizar la paridad de género horizontal y vertical para la presentación de candidaturas en los partidos políticos.

"Una diputada que lo ha dicho públicamente, y es doña Maureen Clarke (PLN), y yo me sumo a esa posición, de no permitir que se vote nada en la agenda, si no se vota el 19.010", afirmó Molina.

Las diputadas tienen dos días de pelear en el plenario porque se ponga a votación el proyecto de ley con el expediente 19.010, que pretende una "efectiva incorporación de la perspectiva de género en los partidos políticos".

La pelea, la tarde del martes pasado, llevó a la confrontación entre diputadas, incluso dentro del mismo PLN, donde, al igual que en la Unidad Social Cristiana (PUSC), consideran que el proyecto amenaza la fortaleza de sus partidos en los movimientos municipales.

Mujer contra mujer

El plan de ley no es bien visto por legisladores de ambos géneros en las bancadas del PUSC, PLN y Movimiento Libertario, donde varias congresistas alzan la voz en contra del proyecto, pese a la presión de sus compañeras de curul.

"Bueno, yo voy a decir nada más una cosa, yo con el proyecto de ley de paridad horizontal no estoy de acuerdo, y les voy a decir por qué, porque con esto más bien van a haber menos mujeres alcaldesas en los cantones (...).

"¿Porque qué va a pasar? Los partidos cantonales se van a fortalecer con este proyecto, los partidos pequeñitos que se hagan en los cantones se inscriben ante el tribunal y son los que van a salir adelante, porque los mismos alcaldes que están en estos momentos lo van a hacer. Ejemplo: Johnny Araya, fuera de Liberación, ¿y acaso que le precisó estar en el Partido Liberación para ganar?" aseveró la verdiblanca Aracelli Segura.

Sandra Piszk, también del PLN, rechazó ese planteamiento:

"A ratos, cuando oigo a algunas compañeras y compañeros, pienso en las discusiones de la Constituyente, cuando buscando el voto femenino algunos hombres decían que no se podía, que no iban a poder llegar y que si llegaban pobrecitas porque las iban a apalear. Hay una razón detrás de la lucha de las mujeres por el poder, y la lucha de las mujeres por el poder no tiene nada que ver solamente con puestos, ni tiene nada que ver con un asunto de vanidades o de cuotas", expresó la verdiblanca.

Piszk insistió en que la aprobación del plan de ley "tiene que ver con que una sociedad tiene que estar equilibrada para poder funcionar".

Sin embargo, la socialcristiana Rosibel Ramos atacó esta posición y se quejó de que se discuta en el Congreso una iniciativa para señalar por ley la paridad de género.

"Yo insisto y he insistido en que hay otros temas más importantes de los que tenemos que preocuparnos y de los que deberíamos estar hablando, especialmente en la Comisión de la Mujer", dijo Ramos.

Sin embargo, Molina y las demás legisladoras que impulsan el plan de ley, insisten en que se presionará al resto de diputados para aprobar la iniciativa, aunque esto implique frenar la agenda del plenario.

"Hoy este país requiere que las mujeres podamos tener dos condiciones fundamentales que están establecidas en ese proyecto: la importancia y la necesidad de la creación de las secretarías de género en los partidos políticos", dijo Molina.

El proyecto ya está listo para ser votado, con el respaldo de un fallo del 2015 de la Sala IV, que declaró inconstitucional el criterio del Tribunal Supremo de Elecciones que señalaba que la paridad horizontal no debería ser obligatoria.

No obstante, para la diputada del Movimiento Libertario, Natalia Díaz, las mujeres están en capacidad de garantizarse su llegada a puestos de poder con base en la gestión política y el trabajo duro en las comunidades, y no porque lo diga una lista.

"A mí nadie me ha regalado nada, yo creo en la capacidad de las mujeres", afirmó Díaz.

¿Qué pasa con este proyecto?

El plan de ley viene a formalizar lo señalado por la Sala Constitucional en octubre del 2015, cuando los magistrados declararon inconstitucional la jurisprudencia del Tribunal Supremo de Elecciones que decía que los partidos no estaban "obligados a cumplir con la 'alternancia horizontal', pues ese mecanismo no quedó incorporado en la legislación electoral".

Si bien el señalamiento de la Sala llegó tarde para las actuales diputadas, que vieron como el Congreso quedó conformado por un 63% de composición masculina,lo cierto es que la regla de que tanto en las cabezas de papeleta, como en la lista de las mismas, se respete la paridad de género, tiene a Liberación Nacional (PLN) y a la Unidad Social Cristiana (PUSC) frente al problema de cumplir la regla sin perder acuerdos políticos previos.

Además de dejar en el Código Electoral la garantía de paridad, el plan de ley plantea la apertura de una estructura interna en los partidos dedicada exclusivamente a incentivar la participación política de las mujeres, llamada "Secretaría de Género".

"No se vale seguir posponiendo en este Plenario legislativo una votación de un proyecto que sabemos que está en la agenda, que lo hemos pospuesto reiteradamente para que esté en el primer lugar y pueda ser votado", insistió Emilia Molina.