Montserrat Sagot: 'La referencia que hace a sus huevos tiene que ver con la supremacía masculina. Es una estrategia sexualizada que habla a los hombres, que quieren ser muy machos'

Por: Gerardo Ruiz R. 31 marzo
José María Figueres:
José María Figueres: "El país está en guerra contra el narcotráfico"

San José

"La referencia que hace a sus huevos tiene que ver con la supremacía masculina". La conclusión la ofreció la socióloga, Montserrat Sagot, al consultársele sobre el último eslogan utilizado por el precandidato José María Figueres en la campaña previa a la convención del PLN.

El miércoles, durante el debate de Noticias Repretel, Figueres pidió a los liberacionistas votar por él, este domingo, con el argumento de que es el único con los "huevos" necesarios para tomar decisiones sobre el rumbo del país.

En lugar de una declaración de valentía, Sagot ve en lo manifestado por Figueres una señal de que la política costarricense está siendo golpeada por el oleaje del abaratamiento del debate, por efecto de la campaña que llevó a Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos.

"Figueres imita a Trump e inaugura en Costa Rica una era de vulgarización de la política", afirmó.

"Después de Trump, la vulgaridad y el pachuquismo se convirtieron en lo normal en el discurso político. Es un gran retroceso en términos de las formas de hacer política, porque ahora lo peor del repertorio es cosa común. Además, es un irrespeto para sensibilidades y una desconsideración sobre cómo reciben las mujeres eso. Es una estrategia sexualizada que habla a los hombres, que quieren ser muy machos, y a las mujeres, en referencia al poder sexual de estos. En resumen, un discurso nefasto", amplió la profesora universitaria.

Para Sagot, la consecuencia de lo dicho por Figueres también será un descenso de varios escalones en el debate político de la campaña que se aproxima, para las elecciones nacionales del 4 de febrero del 2018.

"Los precandidatos ya no hacen política de ideas, ni proponen cosas, sino que apelan a lo emocional y tratan de ganar votos intentando mover los sentimientos de las personas, lo cual nos aleja de la política como un ejercicio racional para promover el bien común y para hacer propuestas a futuro", consideró la académica.

Congo rey. Dorelia Barahona, escritora, agregó: "Estamos en una campaña política donde todos los candidatos son hombres y parece que se les olvida que son muchas las mujeres que escuchan y deciden con sus votos al próximo presidente del país. Deciden, no por los atributos zoológicos, ya que ni siquiera puedo hablar de biológicos, porque la metáfora de Figueres quiere recordar al congo rey que grita desde lo alto y llama a las hembras, sino por los atributos de inteligencia, solidaridad y educación que un candidato pueda tener a estas alturas donde ya el país ha tenido una presidenta que no hacía referencia a sus ovarios siendo del mismo partido. Una época en la que parece que crece la misoginia como contrapunto de un péndulo que amenaza a muchos que pueden todavía identificarse con los congos, ante los logros de las mujeres".

"En lo personal, como ciudadana, me siento excluida de esta campaña que no refleja ni la cultura ni la educación que nos merecemos las ciudadanas jefas de hogar, madres, hijas, esposas, compañeras, novias y los ciudadanos costarricenses y mucho menos refleja la educación que se necesita de un líder para dar el ejemplo a las nuevas generaciones".

Desde el Centro de Investigación en Estudios de la Mujer de la Universidad de Costa Rica (UCR) la profesora e investigadora Gabriela Arguedas cree que la propaganda de Figueres remite a un imaginario social que está vinculado con la socialización de género y la masculinidad que, de nuevo, hace eco de lo que vivió Estados Unidos durante la campaña política de Trump.

"La apelación a una idea de hombre fuerte, de mano dura, recobra fuerza y gana terreno. En el caso de las declaraciones de Figueres, no se usa el término hombre fuerte, o mano dura, sino que hace referencia a una forma coloquial de describir el tipo de masculinidad que, según él, se necesita para gobernar este país. Esos trucos discursivos pueden ser considerados por algunas personas como chabacanería, incluso como una degradación o una muestra de decadencia, respecto de lo que debería ser el discurso político de alguien que aspira a la Presidencia", explicó Arguedas.

Y de inmediato lanza una advertencia.

"Ya hemos visto, con Trump, por ejemplo, que la total ausencia de corrección política, incluso la anulación de las reglas básicas de gramática y sintaxis, y la falta de coherencia en el discurso, no necesariamente implican un error en términos de la estrategia de mercadeo electoral. Quizás el equipo encargado de la campaña de Figueres espera que el uso de frases como "tener huevos" le ayude a ganar votos, los votos de aquél sector de la población que aplaude tanto esta forma de hablar como el significado de lo que se dice con esas palabras".

Arguedas dijo que en el contexto actual "de patente anti-intelectualismo" y de "desprecio por ciertas formas de civismo y cortesía" un aspirante presidencial que se aproveche del momento puede ser exitoso en términos de marketing electoral.

Crítica desde adentro. Por su parte, a la presidenta del movimiento de mujeres de Liberación Nacional (PLN), la exdiputada Carolina Delgado, le chocó lo dicho por Figueres en el debate de Repretel.

La exlegisladora respalda la tendencia del precandidato Antonio Álvarez.

Según Delgado, una mayoría de las mujeres del movimiento que dirige se sintieron ofendidas por la posición del expresidente de la República (1994-1998).

"Un expresidente debe respetar de manera clara a la familia costarricense y a la mujer. Cuando no lo entiende así no tiene la sensibilidad de género. Es como el acoso callejero, hasta ahora es que como sociedad hacemos consciencia de que es acoso y no piropos. A don José María le falta enteder que sus frases populistas y chabacanas ofenden", afirmó.

Al consultársele sobre las reacciones de molestia que provocó su gestó del miércoles, José María Figueres declaró que lo que dijo no fue para descalificar el papel de las mujeres en la sociedad actual.

Pero esta no es la primera vez que Figueres hace uso de un lenguaje duro para expresarse en esta campaña.

A finales del año pasado, cuando lanzó su campaña para aclarar las dudas en torno a hechos polémicos de su vida política, el exmandatario fue objeto de siete denuncias ante la oficina de Control de Propaganda del Ministerio de Gobernación por haber dicho en un comercial que, producto de esos líos, le habían dicho "hasta hijueputa".

Entonces, la oficina de censura declaró que el anuncio de Figueres no calzaba dentro de la publicidad comercial, por lo que no estaba dentro de sus potestades sacarlo del aire, como se lo pedían los denunciantes.

Luego, durante el debate del sábado 25 de marzo en canal 7, al atacó a su contrincante Antonio Álvarez Desanti achacándole un doble discurso por haber sido crítico del arismo y ahora respaldarse en este, Figueres afirmó: "Toño, usted tiene doble moral (...), hasta los calzoncillos de los Arias se quiere poner".

Durante ese encuentro en canal 7, el expresidente también atizó la polémica al prometer que, de llegar a la Presidencia de la República, dará la orden de hundir todas las lanchas sospechosas de transportar droga a través de los mares costarricenses, lo que provocó que los demás precandidatos llamaran a respetar derechos humanos y a que el Estado no condene sin tener pruebas.