Según los datos de la institución al mes se reciben unas 200 solo por este motivo.

Por: Patricia Recio 29 agosto, 2014

Las denuncias por supuestas relaciones entre menores de 15 años y adultos aumentaron en las últimas dos semanas luego de que el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) lanzara la campaña "Para el amor sí hay edad", que en poco tiempo se hizo viral en las redes sociales.

Durante todo el 2013, el PANI conoció 1.747 denuncias por ataques sexuales a menores de edad. | FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS
Durante todo el 2013, el PANI conoció 1.747 denuncias por ataques sexuales a menores de edad. | FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS

Rodolfo Meneses, abogado del PANI, aseguró que las denuncias recibidas en redes sociales, correo electrónico, líneas gratuitas y de forma personal aumentaron cerca de un 30% con respecto a meses anteriores. Según los datos de la institución al mes se reciben unas 200 solo por este motivo y ahora, tras la campaña, las denuncias podrían rondar las 260 mensuales.

Meneses recordó que el Código Penal establece que menores de 15 años no pueden tener relaciones sexuales con adultos y que este delito es penado con entre dos y seis años de cárcel.

Tras recibir la denuncia, explicó el abogado, el PANI determina si además el menor está en una situación de riesgo donde los padres son promotores de esta relación o negligentes y, en dado caso, se inicia un proceso especial de protección al joven para tomar medidas que pueden ir desde orientación a los padres hasta el retiro provisional del adolescente.

"Lo que hacemos es recabar las denuncias y determinar si se configuran delitos para presentar demandas en los Tribunales y si se debe hacer un procedimiento de protección para la menor", aseguró.

En el PANI calificaron la campaña como "muy exitosa", pues el video se hizo viral y ha logrado su objetivo de sensibilizar a las personas sobre las consecuencias que puede traer una relación de ese tipo a una adolescente, por tratarse de personas que están en etapas de desarrollo diferentes, algo que aún es visto como normal a los ojos de muchos ciudadanos.

De acuerdo con los datos del PANI, el 88% de los embarazos que ocurren en mujeres adolescentes son producto de una relación sexual con personas mayores de edad, en donde el rango de edades es amplio y en ocasiones en una relación de abuso y de poder.