Por: Patricia Recio 30 julio, 2015
El exdiputado de Renovación Costarricense, Justo Orozco, trata de conciliar con la mujer que lo denunció por abuso sexual. | RAFAEL PACHECO
El exdiputado de Renovación Costarricense, Justo Orozco, trata de conciliar con la mujer que lo denunció por abuso sexual. | RAFAEL PACHECO

La mujer de apellido Mairena que denunció al exdiputado y presidente del partido evangélico Renovación Costarricense, Justo Orozco, por supuesto abuso sexual, rechazó el intento del político por llegar a algún tipo de conciliación.

Santiago Arguedas, defensor de la mujer, aseguró que el término “ conciliación”, que trascendió la noche de este martes, es parte del proceso judicial en el cual se les pregunta a los imputados si estarían dispuestos a llegar a un arreglo alternativo.

Sin embargo, la supuesta víctima rechazó tal posibilidad. “Ante un delito tan grave como es un delito sexual, las consecuencias deben llegar hasta el final”, afirmó el abogado.

Según su defendida, nunca hubo “galanteos”, tal como dijo el exlegislador ante el Ministerio Público el viernes 23 de julio.

Arguedas insistió en que sí hubo un delito y que Mairena no está dispuesta a bajar el tono de la queja por la cual Orozco fue detenido la tarde del martes 30 de junio.

En esa ocasión, la mujer –vecina de Naranjo, Alajuela– denunció a Orozco porque, luego de una cita para conseguir trabajo, el político la llevó a un motel de Pavas y la tocó sin su consentimiento.

De acuerdo con el abogado, la reciente versión de Orozco es consecuente con lo dicho por su representada.

Arguedas aseguró que Justo Orozco aceptó que sí estuvo en el motel donde se habría dado el presunto abuso.

“Lo que él está afirmando con lo del coqueteo es que sí hubo una trangresión a la autodeterminación sexual de mi representada”, añadió el defensor.

Sobre la supuesta víctima, el abogado dijo que ella se encuentra más estable emocionalmente y que ha recibido la atención psicológica que se da en estos casos.

Mairena declaró ante el Ministerio Público que, cuando logró escapar de Orozco, quiso cerrar el portón y corrió en busca de ayuda. Minutos después, el exdiputado fue arrestado y enviado al Tribunal de Flagrancia del Primer Circuito Judicial en San José.

El excongresista se mantiene con medidas cautelares, entre estas, no puede salir del país, debe firmar cada 15 días en la Fiscalía de Pavas, y no puede acercarse a la víctima.