PAC y PLN recomiendan que no se nombre al exministro en cargos públicos, por tres años

Por: Irela Fornaguera 29 enero, 2015
El exviceministro de la Presidencia, Daniel Soley, renunció hace 10 días. El jueves estuvo en el Congreso y rechazó haber ejercido presión contra la procuradora general de la República, Ana Lorena Brenes, quien compareció ante los diputados la noche del miércoles. | JORGE ARCE.
El exviceministro de la Presidencia, Daniel Soley, renunció hace 10 días. El jueves estuvo en el Congreso y rechazó haber ejercido presión contra la procuradora general de la República, Ana Lorena Brenes, quien compareció ante los diputados la noche del miércoles. | JORGE ARCE.

"Arbitrario y especulativo"; así fue como describió Daniel Soley, exministro de la Presidencia, el informe de mayoría dado a conocer hoy en la Comisión de Control del Ingreso y Gasto Público, de la Asamblea Legislativa.

Dos diputados del Partido Acción Ciudadana (PAC) -Ottón Solís y Epsy Campbell- y otros dos del Partido Liberación Nacional (PLN) -Antonio Álvarez y Maureen Clarke- firmaron ese documento, en el cual se recomienda al Ejecutivo la imposibilidad de nombrar a Soley en cargos públicos durante tres años.

En el texto también se alaba la reacción de la procuradora general, Ana Lorena Brenes, al informar al presidente Luis Guillermo Solís de la cita en la que Soley supuestamente le ofreció cinco opciones de embajadas a cambio de dejar su cargo. Ella se reunió con el mandatario en cuanto este regresó de su gira por China.

"Las recomendaciones (en el informe de mayoría) no se sostienen con las pruebas recabadas por la comisión. Se trata de recomendaciones arbitrarias y especulativas, producto de la posición prejuiciada de los firmantes. Es público y conocido que los diputados Solís, Álvarez y Campbell ya me habían condenado; de antemano habían adelantado su criterio a la prensa. Su informe no es ni objetivo ni serio. Aquí no existe un elemento de convicción ni prueba, por lo que se basa en un acto de fe", manifestó Soley a este medio.

Este y otros tres informes de minoría se emitieron tras la investigación que realizó el foro, la semana pasada, sobre la reunión entre el exviceministro Soley y la procuradora Brenes, en la que el primero supuestamente ofreció cinco opciones de embajada a la segunda, a cambio de dejar su puesto.

Esa reunión entre ambos funcionarios, que fue informada por La Nación, generó polémica: Brenes alegó que el ofrecimiento del viceministro fue indebido y que lo percibió como una amenaza, mientras que Soley (tras su renuncia) rechazó los argumentos de la procuradora. Por su parte, el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, negó conocer las acciones de Soley y afirmó que nunca giró instrucciones para convencer a la procuradora de irse.