Por: Eillyn Jiménez B. 16 mayo, 2016

Las dos familias de cubanos con hijos ticos llegaron a Estados Unidos el pasado viernes, luego de estar varadas en Costa Rica desde noviembre del 2015.

Después de casi seis meses de espera, ellos abandonaron el país y cruzaron a Panamá, desde donde tomaron un vuelo que los llevó cerca de la frontera de México. Ahí siguieron su viaje por tierra hasta suelo estadounidense.

Kenia Pérez y Yasniel Heredia, padres de la pequeña Kimberly, de dos meses, llegaron a Miami 185 días después de salir de Cuba.

Kenia Pérez, Yasniel Heredia y su bebé, Kimberly, viven en Santa Rosa de Upala junto a una familia costarricense.
Kenia Pérez, Yasniel Heredia y su bebé, Kimberly, viven en Santa Rosa de Upala junto a una familia costarricense.

Ambos se mostraron contentos por terminar su travesía y manifestaron que ya se reunieron con sus parientes.

"Estamos felices de estar acá. Llegamos y nos encontramos bien. Siempre estaremos muy agradecidos con todas las personas que nos ayudaron mientras estuvimos en Costa Rica", comentó Heredia.

Ellos vivieron en Santa Rosa de Upala, primero en un albergue y luego en casa de una familia que acondicionó un cuarto para ellos.

Sus últimos días en territorio costarricense los pasaron en unas cabinas de Paso Canoas, a la espera del aval para salir rumbo a Norteamérica.

La otra familia que viajó a Estados Unidos es la de Mylan Rosas Anzardo, quien nació el 18 de marzo en el hospital de Liberia.

Sus padres, Daniel Rosas y Aylen Anzardo, llegaron a la frontera entre Panamá y Costa Rica el 12 de noviembre y desde entonces se hospedaron en La Cruz, Guanacaste.

Mylan Rosas Anzardo es el hijo de Alfredo Rosas y Aylen Anzardo.
Mylan Rosas Anzardo es el hijo de Alfredo Rosas y Aylen Anzardo.

Ellos intentaron salir el 9 de febrero en uno de los primeros vuelos habilitados hacia México, pero el avanzado estado de embarazo de Aylen hizo que ella y su esposo no viajaran.

Los Rosas Anzardo vivirán ahora en Texas, donde sus familiares ya estaban hospedados.

Ambos bebés, a pesar de ser ticos, se acogerán a la Ley de Ajuste Cubano, la cual permite que luego de un año de estar en suelo estadounidense se obtenga la residencia, según confirmó días atrás el viceministro de Relaciones Exteriores, Alejandro Solano.

Con esas dos llegadas, los tres niños ticos que nacieron en medio de crisis migratoria cubana ya se encuentran en Estados Unidos, pues el 11 de marzo Liz Tadea Torres Calderón tomó junto con su mamá, Lien Torres, un vuelo de Costa Rica a México.