Familias vivían en Santa Rosa de Upala y La Cruz, Guanacaste

Por: Eillyn Jiménez B. 6 mayo, 2016
Kenia Pérez atiende a su hija Kimberly, de un mes.
Kenia Pérez atiende a su hija Kimberly, de un mes.

La espera terminó para las dos familias de cubanos con hijos ticos que estaban varadas en Costa Rica desde noviembre del 2015.

En los próximos días (la fecha no está definida) ellos cruzarán la frontera con Panamá, y allí abordarán un vuelo que los llevará a México. La travesía seguirá por tierra hasta los Estados Unidos, donde los esperan sus parientes.

El vicecanciller tico Alejandro Solano confirmó que las autoridades panameñas y mexicanas acordaron un nuevo traslado directo de isleños, el cual será aprovechado para la salida de estas seis personas.

"La semana pasada acordé con México el traslado de estas dos familias cubanas, cuyos hijos nacieron en los últimos días de la operación hecha desde Costa Rica en marzo. Ellos tomarán uno de los primeros vuelos una vez que se inicie el traslado desde el aeropuerto internacional de Tocumen", explicó Solano.

Los favorecidos con este nuevo puente aéreo son Alfredo Rosas, Aylen Anzardo y su bebé Mylan, quien cumple apenas un mes y 18 días de nacido. La pareja es parte del primer grupo de caribeños que arribó a Costa Rica; llegaron el 12 de noviembre y vivieron en La Cruz, Guanacaste.

A ellos se suman Yasniel Heredia y Kenia Pérez, ella dio a luz el 4 de marzo a la pequeña Kimberly Heredia Pérez, de dos meses y dos días.

El viceministro de Relaciones Exteriores confirmó que a pesar de ser ticos, estos dos menores se acogerán a la Ley de Ajuste Cubano, la cual permite que luego de un año de estar en suelo estadounidense se obtenga la residencia.

Durante ese proceso de legalización, los antillanos pueden incluso solicitar ayuda económica de parte del gobierno estadounidense.

Los cubanos deben asumir los gastos del viaje y la movilización, por lo que las autoridades costarricenses solo coordinarán el proceso logístico para la salida hacia tierras panameñas.

Para el viaje a México, cada boleto aéreo costará $805 y a ambas familias les falta dinero, pero confían en que sus parientes les enviarán a tiempo el monto necesario para realizar la compra.

En ruta. La Nación conversó con las dos familias que estuvieron en Costa Rica durante casi seis meses. Ellos están cerca de la frontera con Panamá, a la espera del ansiado vuelo que acabará con los 2.500 kilómetros de distancia que los separan de su meta.

"Salimos de San José el jueves en la mañana, ahora estamos alquilando una habitación, no quisimos ir a un albergue por la niña. El miércoles nos avisaron que teníamos que estar cerca de la frontera para comprar los tiquetes y estamos a la espera", comentó Kenia Pérez.

Ella y su esposo Yasniel Heredia cumplieron 158 días en Costa Rica, estuvieron la mayor parte del tiempo en Santa Rosa de Upala y ansían llegar a Miami.

Para la otra pareja, este es el segundo intento por salir de suelo costarricense. "Estuvimos a punto de irnos en uno de los primeros vuelos que salieron de Liberia a México, pero nos bajaron del avión por el embarazo de mi esposa y no pudimos viajar. Ahora esperamos llegar a Texas, donde está la familia de Aylen", detalló Alfredo Rosas.

Mylan Rosas Anzardo es el hijo de Alfredo Rosas y Aylen Anzardo.
Mylan Rosas Anzardo es el hijo de Alfredo Rosas y Aylen Anzardo.

Decepcionados por la salida en falso del 9 de febrero, a estos cubanos no les quedó más que regresar a un albergue en La Cruz; sin embargo, antes del nacimiento de su hijo se trasladaron a la casa de una familia que les acondicionó un cuarto.

El 18 de marzo en el Hospital Enrique Baltodano Briceño, de Liberia, nació Mylan Rosas Anzardo.

Durante la crisis migratoria cubana nacieron tres bebés en Costa Rica. Además de Kimberly y Mylan está Liz Tadea Torres, quien nació el 5 de enero en el hospital de Grecia.