Emilia Molina aspira a la reelección; Franklin Corella, Marco Redondo y Marvin Atencio quieren relevarla del cargo.

Por: Aarón Sequeira 20 abril, 2015

La jefatura de la fracción legislativa del Partido Acción Ciudadana (PAC) tiene cuatro pretendientes para ocupar ese cargo durante la segunda legislatura, del 1 de mayo del 2015 al 30 de abril del 2016.

Emilia Molina, jefa del PAC, objeta a Sergio Ramírez. | ARCHIVO
Emilia Molina, jefa del PAC, objeta a Sergio Ramírez. | ARCHIVO

Esto sucede a pesar de que se trata de una agrupación con solo 13 diputados, de los cuales votan 12 congresistas.

La actual jefa, Emilia Molina, les propuso a sus compañeros de la bancada reelergirla para ocupar el puesto un año más. Ella tenía el visto bueno del exministro de la Presidencia Melvin Jiménez, quien renunció a su cargo la semana pasada.

Molina confirmó que tres diputados le disputan la silla: su coterráneo Marco Vinicio Redondo, el alajuelense Franklin Corella y el oriundo de Pérez Zeledón, Marvin Atencio.

Ya la aspiración de Redondo se conocía desde hace algún tiempo. Las de Corella y Atencio son recientes.

Corella se sacudió el mote del ottonismo que en corrillos legislativos se le da y adujo que pensó mucho en anunciar su aspiración.

Según el legislador, la actual jefa no lo ha hecho mal, pero añadió que es necesario un cambio en la forma de relacionarse con el Poder Ejecutivo y con las demás bancadas legislativas.

La bancada del PAC podría elegir su nuevo coordinador esta tarde, durante la reunión de diputados, pese a que Atencio se encuentra fuera del país.

En el caso del Partido Liberación Nacional (PLN), ya eligió como jefe a Julio Rojas y de subjefa a Silvia Sánchez, mientras que el Frente Amplio confirmó a Gerardo Vargas Varela y a Suray Carrillo como segunda al mando.

En el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) aspiran al cargo el actual jefe, Rafael Ortiz, y el guanacasteco Johnny Leiva. En el Movimiento Libertario, Otto Guevara se aferra al cargo con apoyo de una diputada, Natalia Díaz, bajo el argumento de que ante el empate insuperable se mantiene el mismo jefe.

Etiquetado como: