Actual diputado fue quien depositó $40.000 en efectivo para justificar venta

Por: Natasha Cambronero 17 febrero, 2015

El hermano, la asistente, el chofer y una amiga del diputado Óscar López compraron más de ¢20 millones en bonos al PASE, en campaña electoral.

Sin embargo, fue el propio López quien depositó $40.000 en efectivo en la cuenta del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), en el Banco Popular, para justificar la compra de esos títulos de deuda política.

Los cuatro allegados adquirieron los certificados dos semanas antes de las elecciones.

El hermano de López, Silker Javier, fue quien adquirió más certificados. Compró ¢8,5 millones, dinero que, según el diputado, proviene de una herencia.

Óscar López fue el candidato presidencial del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) en campaña y, a la vez, era aspirante a diputado en el primer lugar de la papeleta por San José. Durante los actos de campaña, decidió vestir de blanco. | ARCHIVO
Óscar López fue el candidato presidencial del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) en campaña y, a la vez, era aspirante a diputado en el primer lugar de la papeleta por San José. Durante los actos de campaña, decidió vestir de blanco. | ARCHIVO

La asistente del entonces candidato, la regidora josefina Flor María Zamora Álvarez, compró ¢5,7 millones.

El chofer Humberto Campos Paniagua y la amiga Maribel Corrales Bonilla adquirieron ¢4,1 millones cada uno.

Estos dos últimos trabajan actualmente en la oficina de López en el Congreso. Fueron nombrados el 6 de mayo del 2014 en plazas de asesor especializado B, el rango más alto entre los funcionarios legislativos.

La Nación intentó conocer la solvencia económica de los cuatro allegados a López, pero Zamora, Campos y Corrales colgaron el teléfono sin permitir que se les hiciera una sola pregunta.

Humberto Campos, por ejemplo, dijo antes de terminar la llamada: “No me voy a referir al asunto”. Y Maribel Corrales respondió: “Señorita, no tengo nada que hablar con usted”.

Este medio no pudo localizar al hermano del diputado. El también presidente del PASE dijo que vive en Panamá.

En ventanilla. Aunque el Partido registró un ingreso de ¢22,4 millones por la venta de esos bonos, documentos bancarios muestran que López en realidad depositó $40.000 que, al tipo de cambio del momento, eran ¢20 millones.

El hoy legislador acudió a una ventanilla del Popular con dos montos de $20.000, los días 22 y 24 de enero del 2014, para cambiarlos por colones y depositarlos.

Según un reporte del PASE, el dinero se usó para pagar publicidad en Teletica y Repretel.

Consultado ayer, López primero dijo que los bonos fueron comprados en colones. Sin embargo, cuando se le preguntó por qué llegó con dólares al banco, cambió la versión y dijo que no recordaba si le dieron dólares o colones.

Ya entrada la noche, el diputado llamó por teléfono y dijo que, tras revisar la ruta del dinero, comprobó que sus allegados compraron los bonos con dólares.

¿Es casualidad que los cuatro hayan cancelado con dólares?, se le preguntó. “Su pregunta es maliciosa, no se cuál es el inconveniente de que sea en dólares; ¿acaso el TSE dice que hay algo malo en eso? Yo soy una persona rectilínea”, respondió.

Si bien fue López quien autorizó la venta de esos bonos, según consta en los recibos, se negó a garantizar la solvencia económica de sus cuatro allegados. Aseveró que esa información solo la pueden dar ellos y dejó ver que son personas de su confianza.

Él se refirió a ellos así: “Mi hermano, mi colaborador Quique Campos, Humberto Campos, otra muchacha que ahora trabaja conmigo, que es amiga desde hace 20 años, es gente de mi confianza... y doña Flor, por supuesto, que es regidora, que es pensionada y que es comerciante, pero compraron cantidades ínfimas, tampoco es que compraron... El que más compró fue mi hermano, porque él recibió una herencia, pero ya eso es un asunto privado, un asunto de familia”.