Nuevo mecanismo zanjará diferencias en ámbitos agrícola y de comercio exterior

Por: Gerardo Ruiz R. 25 abril, 2016
El comercio agrícola tensa las relaciones entre Costa Rica y Estados Unidos. Ambas naciones intentarán bajar la tirantez creando una vía de comunicación directa entre sus autoridades comerciales. | JORGE CASTILLO
El comercio agrícola tensa las relaciones entre Costa Rica y Estados Unidos. Ambas naciones intentarán bajar la tirantez creando una vía de comunicación directa entre sus autoridades comerciales. | JORGE CASTILLO

Dada la lentitud con que operan los mecanismos de administración del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos (TLC, DR-Cafta por sus siglas en inglés), Costa Rica acordó con las autoridades de esta última nación abrir un canal de diálogo bilateral para plantear y resolver conflictos comerciales y agrícolas.

El acuerdo es un resultado directo de las críticas que hizo el embajador de Estados Unidos, Stafford Fitzgerald Haney, en una entrevista con La Nación.

Haney dijo en febrero que la política agrícola del Gobierno de Luis Guillermo Solís causa “tensión” con su país, y cuestionó la administración del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), a la que culpó de entorpecer el comercio agrícola.

Esas declaraciones llevaron a diputados de la Comisión de Asuntos Agropecuarios a abrir una serie de audiencias para determinar qué anda mal en la administración agrícola.

El ministro de Comercio Exterior (Comex), Alexander Mora, y Haney también conversaron después de la publicación de este diario y acordaron convocar una reunión de alto nivel que se efectuó el 12 y 13 de abril en el país, con la presencia de John Melle, asistente para el hemisferio occidental del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, en inglés).

Mecanismo bilateral. Mora dijo este domingo que la nueva vía de diálogo bilateral que usarán los países será administrada por la Dirección General de Comercio de su cartera y por la Dirección de Comercio para Centroamérica de Estados Unidos. Los funcionarios a cargo de esos despachos se reunirán periódicamente en San José y en Washington, cada vez que surja un conflicto comercial.

Según Mora, él y Melle concluyeron que el comercio entre Costa Rica y Estados Unidos requiere de una burocracia más liviana que la que se creó para administrar el Cafta.

“Para convocar una reunión de los órganos de administración del TLC, los ocho países socios deben estar de acuerdo, mientras que Estados Unidos y Costa Rica aspiran a resolver sus temas por una vía más rápida, como podría ser la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE)”, se quejó el jerarca.

Estados Unidos ya forma parte de ese grupo de países, mientras que Costa Rica espera integrarse en los próximos meses.

Por esto, agregó Mora, el Comité de Comercio de la OCDE sería el marco idóneo en el que las naciones plantearían sus quejas.

“Ambos estuvimos de acuerdo en que no siempre la relación comercial se debe supeditar a los mecanismos del Cafta. Necesitamos ir más rápido”, estimó.

MAG acuerda ordenarse. Otro de los acuerdos de relevancia a los que llegaron los equipos de jerarcas fue que la viceministra de Agricultura y Ganadería (MAG) Ivania Quesada, será la única encargada del tema agrícola relacionado con el comercio exterior en esa cartera.

La jerarca coordinará los asuntos entre Costa Rica y Estados Unidos que tengan que ver con aspectos fito- y zoosanitarios en los que los estadounidenses plantearon varias dudas durante la plática de mediados de abril con su contraparte tica.

Según Alexander Mora, la medida limitará a los directores del SFE y del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) a tener contactos únicamente con su contraparte estadounidense destacada en la legación diplomática de ese país en San José.