Por: Álvaro Murillo, Esteban Oviedo 6 abril, 2015
El Gobierno construye un dique en isla Calero para reparar el daño ambiental que Nicaragua provocó mediante la apertura de un caño en el humedal de la zona, en el 2013. Con un helicóptero civil alquilado se cargan los sacos de arena en la laguna de Aguadulce, al sur del sitio del conflicto, para llevarlos, en múltiples viajes, hasta isla Portillos.
El Gobierno construye un dique en isla Calero para reparar el daño ambiental que Nicaragua provocó mediante la apertura de un caño en el humedal de la zona, en el 2013. Con un helicóptero civil alquilado se cargan los sacos de arena en la laguna de Aguadulce, al sur del sitio del conflicto, para llevarlos, en múltiples viajes, hasta isla Portillos.

La Cancillería de Costa Rica informó este lunes de que concluyeron ya los trabajos de reparación de las daños atribuidos a a Nicaragua en la zona fronteriza de isla Calero.

"El objetivo que nos propusimos se logró en un tiempo más corto del que habíamos estimado", dijo el canciller Manuel González, quien evitó mencionar cuánto costó alquilar un helicóptero para transportar los sacos de arena requieridos para tapar un caño abierto en el 2013.

Estos trabajos se realizaron a una semana de que se inicien las audiencias finales del juicio en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), por la supuesta invasión en octubre del 2010.

Durante la Semana Santa, el Gobierno empezó los trabajos luego de notificar a la Cancillería de Nicaragua. La obra consistió en construir un dique que tapara la entrada de agua de uno de los caños abiertos por Nicaragua. Así, se evita que las aguas del río San Juan se desvíen hacia el mar Caribe a través de territorio costarricense.

Etiquetado como: